¡Ahora sí estamos valiendo m#$%&!

Foto: Rodrigo Botero

Durante mucho tiempo nos han vendido (afortunadamente sin IVA) la diversidad de género, pero por debajo de cuerda destruyen nuestra diversidad cultural y natural, mientras permiten abrir bares y discoteca, a nuestros indígenas no les permiten quedarse en sus tierras, los sacan de su territorio todo para explotar recursos naturales de la zona, (eso lo sabe los últimos 4 gobiernos) esas zonas quedan desprotegidas, esos recursos naturales ya no hay quien las defienda, perdiéndose años o siglos de conservación natural. Están acabado con todo, están secando los recursos por obedecer intereses particulares y no nacionales. Por eso el notable título del artículo. Un poquito de memoria.

Antes de la firma del acuerdo de paz (2016) la guerrilla de las FARC-EP tenían algo bueno dentro de tanta “maldad”, en algunas zonas se esmeraban en cuidar el medio ambiente (ya sé, no se me olvida los atentados a reservas y oleoductos), Por ejemplo: La serranía de la Macarena en el Meta, donde operaba la guerrilla al mando del Mono Jojoy, quedó sin un escudo, quedó sin quien se preocupara por esta zona después de la firma de la paz, el gobierno y sus instituciones que son ”muy pillos”, digo “pilos” empezaron a dar vía libre a una petrolera –HUPECOL- para la extracción de petróleo en esta reserva, ¿Quiénes fueron las lumbreras que dieron licencia a este genocidio ambiental? La Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, pero en una segunda echada de ojo, los cuestionamientos de los medios, entidades ecologistas, parques nacionales y demás entes de conservación ecológica, el gobierno se dio cuenta que esto sería un sacrilegio al medio ambiente y que se ponía en peligro uno de los lugares más hermosos y coloridos de Colombia, Caño Cristales, considerado el rio más lindo del mundo, por toda esta presión y gracias al divino niño decidieron cancelar la licencia de Hupecol. Pero no se quedaron quietos, ahora el estado fue demandado por la petrolera buscando una indemnizaciónpor más de 83.000 millones

Este es uno de los ejemplos, también está la minería ilegal en la Serranía de la Macarena, la deforestación en el pulmón del mundo, la Amazonía, cultivos ilícitos en diferentes zonas de Colombia que matan la tierra, la contaminación de afluentes, la ingeniería y sus genialidades, un ejemplo claro de esto es la construcción de la ‘Autopista marginal de la selva’ que busca conectar Colombia con Ecuador y Venezuela, están arrasando con todo lo que les impida terminar esta obra. Ahí aparecen los peces gordos alrededor de dicha construcción, comprando grandes veredas con dineros de dudosa precedencia para beneficiarse del englobe cuando esta esté completamente terminada, sin olvidar las quemas por parte de grupos ilegales para legitimar su dominio sobre el territorio.

Foto: Rodrigo Botero

Alguien por favor quiere pensar en nuestra naturaleza, porque el gobierno actual no ha querido y los anteriores menos.

Autor: Jeffrey Velasco Cardona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *