Mundos paralelos

Soy Honey Manson, así es miel en inglés, soy científica hace 10 años, tengo 32, trabajo para la Corporación Guarnan, soy la encargada de llevar a cabo el cuidado de las vacunas o patentes creadas por mis colegas, también me encargo de la seguridad en el ala A y B del laboratorio, allí se encuentran todo tipo de virus que hicieron hace algunos años, también experimentamos con humanos, es más sencillo.

El 3 de abril del 2016, mi grupo de trabajo que obviamente son mis amigos y yo decidimos crear algo inimaginable, que jamás nadie haya logrado construir algo similar, un portal, creímos que fue la mejor idea, pero solo fue una locura.

Empezamos a planearlo todo, hasta que logramos nuestro portal, era hermoso, me sentía feliz, logramos hacer algo distinto, decidimos entrar, el portal nos llevó a un lugar igual a la tierra era como otra dimensión, todo estaba muy raro, oscuro. Las pocas personas que estaban corrían como desquiciados, para un lado, para el otro, como en desesperación.

Mi amigo Robert, en cierto modo era el menos cobarde, por lo tanto entro de primeras, liderando el grupo, por un momento todo quedo en silencio absoluto y luego comenzamos a correr, algo nos seguía con una velocidad extrema, desde ahí recuerdo muy poco, me golpee la cabeza y me desmayé, al despertar vi a todos mis colegas gritándose los unos a los otros, mi amiga Lía maldecía, dijo “No se que carajos hicimos, pero no debimos entrar aquí nunca”.

Puede sonar loco, pero eran Zombis reales, como los de las películas devorando gente, nos escondíamos de ellos, necesitábamos saber que había pasado, el portal había quedado abierto y todos corríamos peligro, incluso el otro mundo, en cualquier momento podían entrar. Hicimos un plan para cerrar el portal, pero uno de nosotros debía quedarse dentro de él, yo estaba decidida a permanecer, ni esposo, ni familia, no tenía nada que perder.

Nos encaminamos a arreglar lo que habíamos hecho mal, no creí nunca que esto llegará a funcionar, pensé que fracasaríamos como en anteriores inventos. Comenzamos a huir por el alcantarillado más cercano, este lugar era exactamente igual a nuestra ciudad, conocíamos perfectamente bien los caminos, necesitábamos armamento sino no podríamos defendernos de estas cosas, llegamos a la penitenciaría de la ciudad, entramos por debajo todo estaba muy cerca, caminamos en silencio, pero aún no teníamos defensa, podían atacarnos en cualquier momento.

De repente algo aún más raro sucedió, había dobles de nosotros, todos quedamos impactados, no sabíamos que decir, pero ellos si sabían que estaba ocurriendo y porque había zombis, nos llevaron a una celda de refugio, nos encerraron y empezamos a indagar, ellos hacían lo mismo, pensé que si ellos nos ayudaban yo no tenía que quedarme.

Honey del portal dijo “Es muy raro que haya dobles de nosotros, ¿cómo llegaron aquí?” les explicamos todo lo que había ocurrido y como llegamos aquí, temía, pensé que nos matarían, pero ellos nos creyeron todo, creyeron sobre nuestro portal. Les pedimos ayuda sin dudarlo lo hicieron, nos contaron todo lo que había pasado aquí, porque estaban estos zombis. Fue la historia más horrible, nuestros dobles por querer curar el Lupus eritematoso sistémico cometieron un error, ya todo estaba preparado y listo para probarlo, pero el cuerpo del humano que usaron reaccionó mal, sus células no se combinaron con la cura creando una reacción diferente a la esperada, causo un descontrol en el individuo y escapó, propago el virus.

Ellos lograron huir antes de que se expandiera por todo el laboratorio, las demás personas con las que se hizo la prueba también escaparon y comenzaron a infectar a los ciudadanos y a devorarse entre ellas. Nos encaminamos al lugar donde se abrió el portal, por poco y los zombis entran o eso creímos, nos tuvimos que enfrentar a una horda de zombis para defender nuestro mundo, duramos mucho tiempo disparando, pero yo no sabía disparar afortunadamente aprendí, cuando logramos vencerlos, nuestros dobles nos pidieron regresar con una cura para esta epidemia, nos llevamos cuatro muestras de sangre que ellos habían sacado de los humanos experimentales, algún día regresaremos con la cura.

Al llegar a nuestro mundo todo estaba en silencio, parecía que las horas no hubiesen avanzado, eran las 2 PM cuando nos fuimos, y seguían siendo la 2PM, no se cuanto tiempo duramos allá, pero debemos volver con la cura, Rigan salió a explorar el lugar “amigos los zombies están aquí”, se entraron a nuestro mundo, no sabemos cuantos colegas estaban infectados no sabemos el alcance que estaba teniendo. Ahora nos queda encontrar la cura para salvar a las personas que queden.

Autor: Laura Muños Rondón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *