Venganza

Me convertí en una asesina en serie después del asesinato de mi novio, llevábamos 10 años juntos, nos conocimos en la universidad, me salvó la vida después de haber estado en una fuerte depresión, teníamos muchos planes juntos, me sentía muy feliz con él, pero unos hombres entraron a nuestra casa y lo asesinaron. 

Josh era el mejor novio que alguien puede tener, nos conocimos cuando yo tenía 20 y el 23, todo fluyo muy bien, yo sufría de depresión tras salir de una relación que por poco acaba con mi vida, pero afortunadamente llegó el, a mi familia y amigos les caía muy bien, tenía mucho carisma y humildad, teníamos una vida por delante.

Cuando llevábamos un año el ya estaba pronto a graduarse de su carrera, estudió tanto, me sentía feliz por él y orgullosa porque sé cuánto esfuerzo, tiempo y dinero invirtió en la carrera, después de ello comenzó otra carrera, era muy inteligente, los dos teníamos buenos trabajos, por mi parte era enfermera en un hospital del centro de Bogotá, y mi novio era ingeniero en una industria de químicos, así que decidimos ahorrar para nuestra casa.

El día que cumplimos tres años, compramos la casa, pero cada uno seguía viviendo con su familia, la casa la teníamos arrendada a unas personas muy buenas, tiempo después quisimos vivir juntos y comenzar nuestra vida, queríamos casarnos, como todo al comienzo de la convivencia era muy frustrante pues los dos teníamos hábitos distintos, pero aun así nos acoplamos el uno al otro y logramos tener una estabilidad muy buena.

El último día que lo vi, yo iba muy afanada a trabajar, mi reloj no había sonado y salí corriendo, solo le di un beso “te amo mi vida” y me fui, igual que él, en la noche al llegar todo estaba tranquilo pero él no llegaba, estaba tan preocupada lo llamaba y no contestaba, cuando al fin regresó me dijo “me están siguiendo amor, me quieren matar” estaba tan asustada, no entendía nada de lo que pasaba, llamamos a la policía pero no llegaron, pusimos llave a nuestra casa y cerramos todo muy bien.

El tenía tanto miedo que no sabia que más hacer, y luego escuchamos como exploto nuestra puerta, entraron unos tipos a golpearlo, días antes me había contado que su jefe Hernando, estaba lavando activos en la empresa y produciendo drogas para vender en el extranjero y amenazaba a los colaboradores de la empresa diciéndoles que si decían algo a la policía mataba a su familia, Hernando se enteró que Josh sabía todo, lo que Josh no me contó es que el tipo quería asesinarlo.

Uno de los tipos que entró a nuestra casa, me golpeó y me dejó inconsciente, al despertar solo vi a mi Josh en el suelo botando sangre por su boca, le habían dado un disparo en el estómago, hice lo que pude, pero lo perdí para siempre. Mi mundo se partió en mil pedazos, perdí al amor de mi vida, mi depresión regresó, duré muchos meses en terapia, extrañaba tanto a mi Josh, pero no pensaba dejar esto aquí, yo conocía personas que eran asesinos y les pagaban por ello, encontraría al maldito que acabó con la vida de mi novio a cualquier costo.

Me entrenaron, ya sabía disparar y defensa personal, llevaba conmigo siempre un arma, las caras de esos tipos ni la de su Hernando se me olvidarán jamás, yo iba frecuentemente a una peluquería donde habían muchas mujeres millonarias, me hice amiga de una señora, la esposa de Hernando, me acerqué a ella y logré ser tan íntima que sabía donde vivían, cada cuanto el hombre no estaba, que días llegaba tarde, arme todo mi plan, salió a la perfección. Hernando no sabía quién era la amiga de su mujer. 

Un día Gema llegó a su casa y vio a su marido con otra, así que lo dejó, todos pensarían que ella fue quien lo asesino, al siguiente día el llegara tarde a su casa, así que puse una trampa para poder capturarlo fácil, al atraparlo se golpeó la cabeza y quedó inconsciente, cuando despertó ya estaba en una silla amarrado, “quién eres tú” me dijo, “eso no importa, solo quiero vengar lo que quitaste”, “Josh merecía morir” me dio rabia y lo golpee tanto que sangraba por su nariz, “por qué lo mató” “él sabía mucho, no debió espiar nunca mi oficina, era un buen hombre, pero mi secretos no se podían saber por nadie más, tu marido quería denunciar lo que pasaba en la compañía así que él fue quien eligió morir” 

Estaba tan confundida, Josh jamás me había dicho eso que denunciará a este tipo, Hernando me quito lo más importante que yo tenía así que lo asesine, le quite sus brazos, sus piernas y su cabeza con un hacha, y me fui. Desde ahí mató a personas por dinero, me pagan muy bien, ahora estoy más tranquila, extraño a Josh y así será siempre, pero vengue su muerte. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *