Foto: Getty

Rebrotes de COVID-19 se extiende por diferentes regiones en China

Debido a la alerta de nuevos contagios de la pandemia que tiene conmocionado al mundo, China ha decidido realizar a millones de habitantes nuevamente las pruebas.

Por ahora el gobierno intenta controlar la situación, tomando estrictas medidas de desinfección e incluso confinamiento de ser necesario, esto con el fin de prevenir nuevamente la rápida propagación del virus, ya que se han registrado nuevos casos positivos. Algunos de las zonas afectadas son Beijing, Fujian, Xinjiang y Hong Kong en donde pese a las diversas medidas preventivas no se ha conseguido impedir la expansión de los contagios registrando hasta el momento 106 infectados. Debido a esta situación el uso de tapabocas y el control de temperatura son obligatorios además no está permitido el ingreso de extranjeros al país, mientras que los ciudadanos nativos tendrán 2 semanas de aislamiento preventivo antes de regresar a su hogares.

Cabe resaltar que Carrie Lam, la líder de Hong Kong, ha hecho un llamado a los habitantes de este territorio a permanecer en sus casas mientras les sea posible, a su vez anunció la entrada en vigor de las nuevas normas restrictivas a partir de este miércoles, con una duración inicial de 7 días, entre ellas  la suspensión de actividades a restaurantes, la prohibición de reuniones superiores a dos personas y el uso permanente de mascarilla inclusive en espacios abiertos. Finalmente, Lam afirmó, “estamos al borde de un brote comunitario a gran escala, que puede llevar a un colapso de nuestro sistema hospitalario y el costo vidas, especialmente de los ancianos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *