La estrategia que rompe el techo de cristal

El enfoque de género y racial, la estrategia política que los asesores de Joe Biden buscan para su vicepresidente. La vicepresidencia no decide las elecciones, pero en este caso atraerá a las mujeres negras y a sus familias. 

Según The Washington Post, algunos de los criterios de elección son: una mujer que esté dispuesta a gobernar desde el primer día junto a Biden, mencionan que no es necesario demasiada experiencia, ya que él la tiene. Buscan una candidata que no lo opaque, sin embargo, aclaran que es más coherente este criterio con Trump, y quieren a alguien con intereses en la presidencia, puesto que para el 2024 el candidato estaría limitado por su edad para una posible reelección. 

Joe Biden tiene una política progresista, como se evidencia en su pliego de propuestas, esta manera de hacer política debe ser coherente con cada acción, esto incluye y se confirma con las candidatas a ser su fórmula presidencial. Kamala Harris, Susan Rice y Karen Bass son tres de la larga lista de candidatas a este puesto.

Kamala Harris

Senadora por el estado de California, tiene la ventaja de poseer importantes aliados en el partido demócrata que donan dinero a su favor como lo demostró en las primarias demócratas. Sus propuestas de carácter progresistas van de la mano de las de su posible compañero.

A pesar de la experiencia que tiene esta mujer una parte de la bancada demócrata, no la quiere ver como vicepresidente, la llaman “muy ambiciosa”, estos apelan a la teoría del techo de cristal que habla de las dificultades de las mujeres por ascender en la vida laboral, según The New York Times atendiendo a estas críticas que no son hechas a menudo a hombres de la política, Harris comentó en el evento virtual Black Girls Leads 2020 “Habrá una resistencia a su ambición”, esta parece una excusa sin fundamentos para no elegirla.

Por otra parte, Harris y Biden tuvieron un primer debate donde la senadora hace énfasis en que se debe aprobar la ley de igualdad y crítica al ex vicepresidente. Su postura le trajo detractores como lo menciona The New York Times, estos piensan que Harris es muy testaruda y no tiene remordimientos, sin embargo, para los analistas políticos del The Washington Post, su rigurosidad y coherencia es el “liderazgo maduro que Estados Unidos necesita”. 

 

Susan Rice

La ex asesora de seguridad nacional de Obama, ha surgido en la lista por su experiencia internacional como representante en la comisión de seguridad nacional en la ONU, además jugó un papel fundamental en el continente africano representando a su país. 

Según The Washington Post, Rice tendría un puesto más coherente como secretaria de estado, puesto que este cargo tiene como fin el fuerte de Susan Rice, las relaciones internacionales.

Un punto que muchos han mencionado en su contra es que nunca ha realizado campaña para sí misma, esto hace dudar sobre el alcance que pueda tener en cuanto a llenar las urnas, sin embargo, Rice dijo en su última entrevista en el medio CBS que sus intereses no están centrados en ella si no en el servicio a su país, a la vez afirma que ha participado en tres campañas presidenciales que le dan la experiencia necesaria.

Karen Bass

Representante de California, se caracteriza por ser activista y apoyar a los grupos sindicales, así como aportó a la creación de una ley que permite juzgar los abusos policiales después de la muerte de George Floyd, asimismo colaboró para formar diferentes programas en pro de niños, jóvenes y el continente africano. 

Según The New York Times, el éxito de Bass si es elegida como la fórmula de Biden es por el cabildeo realizado por sus compañeros demócratas, ya que para ellos la congresista no tiene aspiraciones futuras a la presidencia esto significa que se enfocará en gobernar desde el día 1. 

Según el experto en comunicación política Luis Fernando Marín la elección de una mujer afro para la vicepresidencia en la era de Trump “es un mensaje claro de resistencia, de reorientación frente a los populismos derechistas, pero sobre todo es un mensaje que con Trump el deterioro del sistema político democrático del cual tanto presumen los estadounidenses” a la vez afirma que no solo es un acto político y simbólico en sí, más bien esto ayudará a la forma en la que es visto el candidato, “Biden no es muy bien visto por amplios sectores populares (lo asocian a las oligarquías demócratas que como los Clinton que no han hecho mucho por las políticas sociales) y una fórmula vice femenina afro sería un coqueteo a las poblaciones negras que han sido históricamente relegadas.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *