AP Photo/Ivan Valencia

No todo lo que brilla es oro

Desde pequeños nos venden la idea de que las autoridades están creadas para defendernos de todo mal y peligro, algo así como “superhéroes” sin capa, pero como dice una de mis películas favoritas, nada es lo que parece. Durante mucho tiempo los niños, cuando grandes querían pertenecer a dicha institución, el prestigio que esta aparentemente tenía lograba convencer a muchos. Sin embargo los años pasan, los pequeños se convierten en adultos, empiezan a ver noticias, a leer e incluso algunos participan en las movilizaciones estudiantiles, la perspectiva cambia cuando vas caminando durante varias horas en pro de ser escuchado por un estado que simplemente durante años ha decidido arrebatarnos nuestros derechos, no hago referencia exclusivamente a los estudiantes sino a los maestros, a los indígenas en fin a la mayoría de nosotros.

De cierta manera las personas han empezado a creer que los actos por parte de organismos como el ESMAD, la policía e incluso el ejército son “normales” déjenme decirles que no es así. Ser golpeado por uniformado, insultado, empujado, arrestado o peor aún asesinado no está bien, ni en este país ni en ningún otro, pero sin embargo siempre hay una excusa para este tipo de acciones.

Abramos los ojos, aquellos que deberían luchar con nosotros se han encargado de atacarnos como si fuéramos los equivocados, ¿está mal querer tener algo mejor?, ¿está mal defender a quienes han sido vulnerados?, ¿está mal que un pueblo alce su voz para obtener lo que le pertenece?, no logro entender porque eso nos hace “vándalos” los peores delincuentes según muchos elitistas de este país, quienes aseguran que solo somos unos vagos sin oficio por ende al obstaculizar el servicio público impedimos trabajar a quienes sí “producen” para tener un país mejor

Los hechos hablan por sí solos, ¿quienes abusaron de una niña indígena?, uniformados, ¿quién asesinó a Dilan? un uniformado, ¿quienes golpearon a un anciano por vender dulces en la calle?, uniformados. Ahora, ¿quién dio la orden?, el gobierno porque una y otra vez, se encargan de demostrarnos “quien tiene el poder”, pero se les olvida que somos nosotros quien los pusimos en donde están, algo aún más grave porque este tipo de situaciones se han presentado durante años, así como los gobiernos eternos, siempre los mismos en el poder, el padre, el hijo, el primo, el abuelo, pasan familias enteras por los grandes cargos sin mostrar cambio alguno pero aún hay personas que los siguen defendiendo, como dirían coloquialmente por eso estamos como estamos.

No estoy diciendo que sea malo defender nuestra opinión, tampoco que todos los policías son abusadores, pero tampoco todos son una maravilla como nos los pintan en los noticieros, no tenemos porque soportar este tipo de hechos, ver como simplemente les dan la libertad a muchos de hacer con nosotros lo que quieran y después estar por ahí como si nada, ellos tienen la culpa de actuar pero el estado también por darles la potestad de hacerlo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *