Ser críticos, pero sin análisis

Las redes sociales son un mundo lleno de opiniones y discusiones acerca de infinidades de situaciones que pasan; desde lo más relevante, como el covid-19 en el contexto actual, hasta lo más irrelevante como lo fue que una cantante que se hizo un cambio extremo de look. 

La cuestión o el meollo del asunto, es que las personas de manera libre dan sus opiniones afirmando hechos o persuadiendo a cualquier lector a creer que su punto de vista es el acertado. 

Netflix anunció el estreno de una película llamada Mignonnes o Cuties (inglés), dirigida por Maïmouna Doucouré y presentada por la plataforma anteriormente mencionada. Es ganadora del premio del jurado a la mejor dirección en el Festival de Cine de Sundance 2020.

Supe de esta película gracias a una publicación en la red social Facebook; está presentaba la portada de la película y adjunto a ella la opinión del autor de dicha publicación. En primer lugar, al ver la portada es posible notar algo inusual, pues son niñas vistiendo ropa corta y apretada, posando de manera sensual o provocativa. Al lado de la imagen está la sinopsis que Netflix pone acerca de la película, esto reafirma lo que es posible pensar dado los detalles. En segundo lugar, luego de “analizar” estos dos aspectos, la crítica de la publicación confirma que lo que hasta el momento estás pensando es acertado, pues si es lo único que has leído con relación a la película, solo tienes este material que realmente es una crítica sobre esta. 

La sinopsis que mostraba la imagen de la publicación decía “Amy tiene once y quiere pertenecer a un grupo de chicas de su edad que bailan sensualmente, entonces empieza a explorar la feminidad y desafiar a su familia”. Sin embargo, luego de varias horas decidí buscar en la plataforma de Netflix,y la sinopsis que ofrece dice “Amy tiene once y quiere unirse a un grupo de chicas de su edad que bailan en competencias, así que empieza a desafiar a su familia conservadora

Al parecer Netflix tuvo en cuenta las quejas de muchos de sus usuarios y consumidores, pues la sinopsis y la portada fueron modificadas y además presentó disculpas “Lamentamos profundamente el diseño inapropiado usado por Cuties. No está bien, tampoco era representativo de la película francesa que se estrenó en Sundance. Hemos actualizado las imágenes y la descripción” 

En efecto fue un gran error de parte del equipo de fotografía en la producción, pues en caso de que su propósito sea atraer público que quiera ver niñas bailando sexy, entonces es la imagen y descripción perfecta para el film; pero este no es el caso, pues al ver el tráiler la película es más que una niña de once años jugando a ser sexy. En el tráiler es posible observar que se trata de una niña con una cultura distinta a la que la rodea, con reglas que debe cumplir por obligación, con tradiciones que no puede quebrantar; pero con gustos distintos que faltan totalmente a lo que debería ser según su cultura. 

Ahora bien, sería un tema controversial hablando culturalmente, pues las tradiciones deben ser respetadas bajo cualquier circunstancia. Pero si contextualizamos en el punto en el que se encuentra la sociedad, es posible pensar que la niña podría hacer y ser lo que le gusta y la cultura no debería impedir la felicidad de ningún ser de su comunidad. 

Como este caso de la película hay muchos, pues es algo que pasa en la vida real; muchas personas son reprimidas e infelices por no ser lo que quieren debido al entorno en el que se encuentran. 

Con relación al tema de las opiniones y críticas que generó la “promoción” de la película, las personas en redes sociales decidieron quedarse con una opinión que hubiese podido ser cuestionada desde un principio y así formar su propia crítica a base de un análisis. Cabe resaltar en este punto, que la película no ha salido en algunos países y entre esos en Colombia, es decir, los colombianos no podrían afirmar que la película es contenido para adultos con interés de consumir tal producto con morbo; de igual modo, tampoco es posible asegurar que, en el peor de los casos, se trata de un producto para pedófilos. 

Dicho lo anterior, la crítica y opiniones de la película debe darse una vez vista esta, no antes, pues la información que muchos tienen es una mínima parte de lo que en realidad es la cinta, y justo por esta pequeña parte es tildada y juzgada. 

En conclusión, opinar es un derecho y todos podemos hacerlo libremente. Sin embargo, para hacerlo de modo adecuado es necesario conocer, saber y entender lo que en realidad es el objeto de “estudio”. De este modo hace falta análisis para criticar, profundizar acerca del tema y estudiarlo desde distintos puntos de vista. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *