Foto: AFP

Continúan las protestas en Wisconsin

Luego del reciente caso de abuso policial en contra de Jacob Blacke, el cual lo dejó paralítico de la cintura a los pies, algunos ciudadanos decidieron solidarizarse con él, manifestando su inconformidad frente a este tipo de acciones. 

Las movilizaciones que se han llevados  a cabo desde el domingo, registran hasta el momento dos muertos, tras diversos enfrentamientos entre los manifestantes quienes pasaron por alto el toque de queda y las autoridades que usaron balas de goma, gases lacricimgenos e inclsuo rafagas explosivas con el fin de dispersar la aglomeración. Hasta el momento no se tiene conocimiento de la identidad de las víctimas sin embargo se está desarrollando una investigación entorno a los hechos. Además en Louisville fueron detenidas más de 60 personas que participaban en una marcha, reclamando justicia por la muerte de Breonna Taylor, una mujer afrodescendiente asesinada en marzo por agentes de la policía. 

Según la cadena CNN, varias personas se han trasladado desde Florida, Michigan y Nueva York hasta Louisville, para apoyar el movimiento, mediante el cual pretenden obtener respuestas de las investigaciones frente a los diversos casos de abuso policial. Cabe resaltar que en esta última manifestación, no se presentaron incendios como en las anteriores, ni destrucción de establecimientos.  Por su parte el presidente Donald Trump, trasladó aproximadamente a 1.000 oficiales federales al estado de Wisconsin, para contener las protestas que el mandatario atribuye a los grupos de extrema izquierda. A su vez, el candidato presidencial, Joe Biden, afirmó, “esta mañana la nación se despierta una vez más con dolor e indignación porque otro estadounidense negro fue víctima de la fuerza excesiva” posterioemente

pidió que los oficiales involucrados se hagan responsables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *