Foto: AFP

Nuevas protestas en EE. UU. por abuso de autoridad

Han sido dos noches de manifestaciones en Wisconsin luego de que un policía arremetiera contra un afrodescendiente.

A través de un video, se pudo evidenciar como un uniformado le disparó por la espalda en repetidas ocasiones a Jacob Blake frente a sus hijos, el hombre actualmente se encuentra hospitalizado. Este hecho generó indignación en la ciudadanía que posteriormente decidió trasladarse a las calles, para expresar su rechazo en contra de estos actos por parte de las autoridades. Sin embargo el evento, se prestó para diferentes altercados como saqueos, incendios e incluso enfrentamientos, tras el inicio del toque de queda interpuesto, los oficiales hicieron uso de gases lacrimógenos para disipar a los asistentes de dicho movimiento. Lo sucedido con Blake reaviva la muerte de George Floyd y a su vez fortalece las protestas en contra del racismo en el país.

La institución suspendió a dos policías e inició una investigación tras los disturbios del domingo. Por su parte Ben Crump, el abogado del caso de Floyd, tomó la defensa de Blake, afirmando en un comunicado que  «cuando se alejó para ver cómo estaban sus hijos, la policía le disparó varias veces en la espalda a quemarropa». Así mismo, Pete Deates, presidente de la Asociación de Policía Profesional de Kenosha, rechazó las críticas a la policía y pide no lanzar acusaciones, hasta obtener los resultados de una investigación del Departamento de Justicia de Wisconsin, «como siempre, el vídeo que circula actualmente no captura todas las complejidades de un incidente altamente dinámico», recalcó el dirigente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *