Luis Robayo/Agence France-Presse — Getty Images

El país que se manda solo

Colombia ha venido enfrentando una serie de hechos que parecen no tener origen, ni respuesta porque nadie hace NADA. Tras varios meses de encierro a raíz de la pandemia, la economía se vino al piso y mientras las pymes pedían a gritos un auxilio para no verse obligadas a desaparecer, el estado muy solidario decidió salir al rescate de cierta aerolínea en donde casualmente trabaja la hermana del presidente de este país, ¿coincidencia?, no lo creo, aquí esas cosas no pasan simplemente porque sí. Además como si fuera poco más de 6 millones de personas, pedían un subsidio para poder pagar una renta básica pues el coronavirus, aumentó la tasa de desempleo, pero al parecer eso no es importante mientras las trasnacionales estén a salvo.

Líderes sociales siguen siendo asesinados por intentar hacer valer los derechos de las personas, los campesinos siguen a la espera de una solución REAL que no sea el famoso glifosato o simplemente ser despojados de sus tierras, mucho menos ser asesinados, igualmente pasa con los indígenas y demás zonas vulnerables, olvidadas porque aunque hablen de ellas, tampoco han movido un dedo para cambiar el panorama desolador de todas esas familias que solo quieren vivir tranquilos. Ahora bien, las masacres son algo que ha estado a la orden del día porque los grupos ilegales creen que tienen el derecho de venir a reclamar “sus tierras” acabando con todo a su paso y como nadie les dice nada, porque aquí nadie ve nada, bueno más bien se hacen los que  no ven, entonces estos delincuentes, llegan como pedro por su casa, acaban con la vida de quien se les antoja, luego sale la noticia, el sub presidente da las condolencias en televisión, “solidarizándose” con las familias de las víctimas.

Yo en realidad me pregunto, ¿no le da vergüenza? porque sepa y entienda que todas esas víctimas, usted las pudo salvar, si hubiese actuado como debería, dejando de hacerse el de la vista gorda con todas estas situaciones atroces, en lugar de salir cada semana con la misma retahíla como si eso pudiese reparar el daño. Claro, se me olvidaba que este señor no tiene autoridad de nada sobre nadie, aquí todos se mandan solos, nadie ve, ni oye nada, resulta que los policías trasladan a los ciudadanos a los ahora inexistentes CAIs, los golpean, amenazan, ultrajan y entonces salen a decir que no se les puede llamar ASESINOS, entonces alguien que nos explique, ¿cómo se le dice a una persona que mata a otra a punta de golpes?, mejor aún ¿cómo se le dice a un uniformado que le dispara directamente a la cabeza a un civil?, ¿cómo?, bien lo dijo usted, el deber de ellos es protegernos, pero ahora yo le digo, entre lo que uno debe y lo que uno hace, le aseguro que hay una gran diferencia.

Mientras estos “héroes” siguen matando al pueblo, mientras las masacres se convierten en el pan de cada día, mientras las personas siguen tratando de subsistir a faltar de empleo, mientras el “mandatario” de este país y su gabinete de ineptos siguen justificando su incompetencia, la ciudadanía seguirá buscando las maneras de hacerse ver porque nos duelen los ríos de sangre que está haciendo derramada, no estamos dispuestos a soportarlo más, así que mientras el ministro de defensa, cierra perfiles en redes sociales, los colombianos de bien vamos a hacer que el mundo se entere de lo que está pasando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *