Foto: Diario Hoy

Un grito se escucha aun reclamando justicia: “¡No somos todas, nos falta Jessica”!

Este grito que hacen no solo sus familiares y amigos, también colectivos feministas y ciudadanos que sintieron esta muerte como propia. 

Jessica González Villaseñor una joven de 21 años, cuya profesión era ser maestra de preescolar, desapareció el pasado 21 de septiembre en las horas de la tarde, en la ciudad de Michoacán en México, la maestra salió de su domicilio, pero jamás regresó; poco antes de su desaparición grabó un video a sus estudiantes donde se mostraba muy emocionada por comenzar el nuevo ciclo escolar, este siendo el último video donde se ve con vida. 

 

Al no tener información de la joven, sus familiares se dirigieron a la policía para denunciar la desaparición  y así activar la “Alerta Alba” la cual en México sirve para dar advertencia de que una mujer está desaparecida. 

Según las investigaciones realizadas, se dieron cuenta que la última ubicación de la maestra estaba en la zona de Atécuaro, Michoacán, México, en donde casualmente vivía el padre de Diego Urik Mañón Melgoza, principal sospechoso. Bruno Mañón al ver que estaban buscando a su hijo respondió que Jessica y Diego no habían estado allí y que lo mejor era que se marcharan ya que él negaba saber la ubicación de Diego.

Las investigaciones empezaron a tomar más fuerza en donde se dieron a descubrir sucesos des convencionales, uno de ellos es donde en grabaciones de un lavado de auto llega una joven identificada como Hanna Suarez y poco después llega Diego Mañón, a lavar sus autos pero piden específicamente que los maleteros tienen que quedar totalmente limpios, cuya petición es un poco extraña. 

Después de tener orden de captura contra Diego Mañón, no tuvieron suerte ya que no apareció en ningún lado y hasta el momento no se tiene información de él. Pasando los días el 25 de septiembre, se encuentra el cadáver de la joven maestra en una zona boscosa del sur de Morelia, ciudad capital Michoacán. Según sus primeros exámenes, Jessica presentaba varios moretones alrededor del cuerpo, estrangulada y presuntamente golpeada en la cabeza.

Esta noticia provocó varias protestas en México por los feminicidios que han ocurrido. Las redes sociales fueron promotoras de hashtags por este atroz crimen. Se espera la pronta captura del asesino de Jessica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *