Foto: Listin Diario

¿Amor por la familia o complicidad con el abusador?

Las violaciones a menores de edad han incrementado al lo largo del aislamiento preventivo, si antes estábamos jodidas pues ahora estamos peor, para muchas niñas y jóvenes la cuarentena obligatoria además de traer pobreza, desempleo, también trae inseguridad y no hablo de la inseguridad que hemos vivido por años en Colombia, sino de esas donde la madre sabe que violan a su hija y no es capaz de demandar a su marido.

Cuando una niña dice que abusaron de ella las primeras personas en dudar de la veracidad del asunto es su propia familia “estás segura de que tu papito te hizo eso” “pero tu tío te quiere mucho él no te haría eso nunca”, las familias son las primeras en encubrir a violadores y abusadores “es que mi hijo nunca haría eso”, durante la cuarentena preventiva los abusos sexuales por parte de familiares a mujeres y a menores de edad ha incrementado, tal vez hay más niñas y mujeres que vienen siendo violentadas sexualmente desde hace muchos años, como en el caso de una menor de edad quien fue abusada por su padre desde que tenía seis años, para que la menor no dijera nada este tipo la amenazaba diciéndole que la llevaría al bienestar familiar o la dejaría lejos de su hogar, además muchos años antes fue denunciado pero la policía como siempre con su ineptitud para los casos de abusos sexuales lo dejo libre y este siguió haciendo de las suyas.

Hasta el 25 de junio alrededor de 4.600 menores de edad han sido víctimas de abusos sexuales por parte de sus propios familiares, en muchos de los casos son los propios padres quien acceden a los menores, las principales victimas tienen entre 12 y 17 años de edad, según medicina legal las niñas y adolescentes son quienes más han sido afectadas por este fenómeno y la mayoría de casos se presentan dentro del núcleo familiar. 

Ahora bien, no comprendo por qué ponen en duda la palabra de una persona cuando dice que fue abusada, existen muchos casos en los que las madres pasan por alto estos hechos, sin importar como esté la salud mental de su hijo, si es familia o no estos casos aberrantes de agresión sexual no se deben encubrir, muchas jóvenes tienen que superar el hecho de que aparte de ser violada por su papá su familia le dé por completo la espalda y le digan mentirosa, existen casos a los que nunca se les ha hecho justicia como al de Alejandra, su padrastro la tocaba desde que tenía 11 años hasta que tuvo 17, le tomaba fotos, la espiaba en el baño, se metía a su cuarto y cuando supo que ya había iniciado su vida sexual la obligo a acostarse con él diciendo “si usted le dice algo a su mamá yo le diré que usted me provocaba y se insinuaba” ella denunció a los 12 años que él la tocaba pero su familia la hizo retractarse “pero si él nunca le ha hecho nada ni a sus sobrinas por qué a usted si” así que decidió callar y no decir nunca nada más, Karen, ha sido abusada sexualmente por sus tres tíos al mismo tiempo y que paso? Absolutamente nada, la policía los dejo libres por falta de pruebas, Dayana una niña de 8 años le dijo a su profesora que su tío la viola todas las noches, el tipo se escapó cuando supo que la nena contó toda la verdad, y así muchos casos más que no salen en las noticias, de las que nadie habla ni nombra, de los que las familias encubren, donde los agresores se escapan.

Si usted sabe que su papá, su tío, su hermano o su abuelo son violadores denuncie, encubrir una violación le hace cómplice de ello, ojalá todas aquellas que están siendo abusadas hablen nunca tengan miedo, existen muchas personas que estarán dispuestos a ayudar, si su familia encubre a su papá porque tiene cara de santo, busque ayuda en otros lugares, pero siempre habrá luz en un túnel de oscuridad. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *