Foto: Semana

Apoyo del Centro Democrático a la revista semana

Luego de que la periodista Vicky Dávila, se pronunciara respecto al caso en que ella y su compañero Jairo Lozano, podrían ser investigados tras la publicación de unas conversaciones de Juan Guillermo Monsalve (testigo clave en el proceso en contra de Álvaro Uribe Vélez) y su familia, el Centro Democrático salió en defensa de Semana y los periodistas.

El partido político, mediante un comunicado a la opinión pública, expresó que la Revista Semana fue la única que publicó la “totalidad del caso», contrario a otros medios de comunicación que utilizaron la información a conveniencia y la revelaron de manera segmentada.

Lo anterior, también fue insinuado por la senadora Paloma Valencia mediante su cuenta de Twitter, donde trinó que ‘antes no se habían hecho pronunciamientos frente a las filtraciones del proceso Uribe de otros periodistas que sí lo hacían de manera selectiva y con criterio político’.

Además, el Centro Democrático aseguró que “sorprende que una decisión de tutela prohíba a periodistas la publicación de proceso sin ediciones, en desarrollo de libertad de prensa y libertad de información, los cuales gozan de protección constitucional”.

Igualmente, Dávila habló de la situación en el programa El Debate y utilizó la etiqueta “Nos quieren callar» para publicar en Twitter su inconformidad con el fallo dictado en su contra.

La polémica tiene que ver con una tutela que la hermana del exparamilitar Juan Guillermo Monsalve, catalogado como el testigo clave en el caso de falsos testigos por el que es investigado el expresidente Uribe, interpuso contra Semana y los periodistas Dávila y Lozano, luego de que dieran a conocer conversaciones del ex integrante de las ya desaparecidas autodefensas, con su familia.

La hermana de Monsalve alegó entonces que la publicación de esos diálogos vulneraron los derechos al buen nombre y a la intimidad personal y familiar, pues “se ventilaron asuntos como el estado de salud de su progenitora, problemas personales, se ventiló que ella trabajaba en una empresa de vigilancia, asuntos económicos, además se ventiló el nombre de sus menores hijos”, se lee en la decisión publicada por la misma revista

El juez de caso falló a favor de la familiar del exparamilitar y dijo que, amparando su derecho a la intimidad, Semana debía retirar de todas sus plataformas las conversaciones, y señaló que “procederá a compulsar copias penales ante la Fiscalía General de la Nación”, para que se investigue si Vicky Dávila y Jairo Lozano cometieron alguna “conducta punible” al publicar las interceptaciones hechas por la Corte Suprema de Justicia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *