Foto: Luz Bentancour

El dilema de las redes sociales

Es una película que presenta una mirada aterradora del manejo que se le están dando las mismas.

Esta cinta, fue lanzada y producida por la plataforma de entretenimiento Netflix, el 9 de septiembre del 2020. Esta producción explora el aumento de las redes sociales y el fuerte daño que le viene causando a la sociedad; centrándose en la explotación de datos personales de los usuarios, por parte de compañías poderosas como Facebook, Twitter, Pinterest, y Google.  

Además, cuenta con la participación de expertos en tecnología que han trabajado en las plataformas que fueron mencionadas anteriormente, dejando por sentado la influencia que estos ejercen sobre millones de personas, y sobre todo la adicción que genera en los que la utilizan.

Esta producción, fue dirigida por el documentalista estadounidense Jeff Orlowski, quién hace una reflexión sobre cómo las redes sociales son capaces de interferir en nuestros pensamientos, emociones y acciones a la hora de navegar por internet. 

Entre todas las declaraciones que se presentan, está la de Jeff Seibert, antiguo ejecutivo de Twitter, quién hace un fuerte llamado de atención a las personas afirmando lo siguiente: «quiero que la gente sepa que todo lo que hacen ‘online’ está siendo visto y seguido (…) Cada pequeña acción que haces está cuidadosamente siendo monitoreada y guardada», algo que en el documental se denomina como «el capitalismo de vigilancia».

A raíz de esta película se han desatado millones de opiniones y debates en distintas partes del mundo, frente a las estrategias que utilizan estas empresas para conseguir los datos personales de cada uno de sus usuarios, con el fin de aplicarlos a campañas políticas creando divisiones sociales, a través de noticias falsas. Estos comentarios están cambiando la perspectiva de millones de usuarios hacia estas plataformas de información y entretenimiento.   

En una entrevista para Blue radio Orlowski, señala que existe un modelo de negocio que tiene como objetivo la manipulación. “Lo fundamental es el modelo de negocio que hay debajo del sistema, las plataformas. Podemos tener conversaciones, interactuamos en las redes, pero perdemos de vista el hecho fundamental: esto se trata de un sistema para manipular a las masas”, añade Orlowski.

Las redes sociales ya no son solo un medio para conectarnos y compartir información con nuestros amigos o familiares, sino que detrás de estas plataformas están operando organizaciones tecnológicas que utilizan nuestros datos para invadir nuestra privacidad, afectar nuestra salud mental y comportamientos. Pero, sobre todo está dando un golpe silencioso a la democracia. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *