Imagen: CienciAcierta UAdeC

El oro verde, la nueva alcancía de México

La guerra contra las drogas lleva al menos 50 años sin resultados. Es hora que los gobiernos acojan nuevas alternativas que sean efectivas, que genere beneficios para el país y evite la caída en el mundo de las drogas a las generaciones actuales y venideras. 

En México la guerra contra las drogas ha dejado resultados nefastos, 1,060 personas presas por delitos de posesión de estupefacientes, 34.579 homicidios, una gran parte relacionado con los cárteles de droga, 2.2 millones de consumidores de esos 230 mil son niños, niñas y adolescentes según cifras del 2019. 

Las cifras anteriores son un balde de realidad para los gobiernos que por años han confiado en sus programas que buscan erradicar las drogas con armas, cárceles y violencia.

Entre sus principales razones de los fallidos intentos de lucha contra las drogas se encuentra que la ilegalidad, más la demanda sugiere un precio alto para los productos, se evidencia en el estimado de 600,000 millones de pesos mexicanos que surgen de la actividad criminal en referencia al tráfico de drogas. Los delincuentes están ganando dinero fácil ¿por qué se detendrían? Este dinero suele ser utilizado para contratar pandillas, comprar armas y sobornar policías o miembros del gobierno. 

Ir tras el bandido millonario en una dinámica de gato y ratón, no es muy lógico cuando nos basamos en lo anterior expresado. 

El actual gobierno mexicano en cabeza de Andrés Manuel López Obrador, conocido popularmente como AMLO, acogió una alternativa diferente a la guerra contra las drogas. Desde el 2019 su gabinete se encuentra trabajando en la legislación que legalice y regule la marihuana medicinal, recreativa, de uso farmacéutico y para investigaciones.

El proceso es llevado por las comisiones de Justicia, Salud y Estudios Legislativos del Senado donde tiene 26 votos a favor, 7 en contra y seis abstenciones como lo informa la agencia Infobae.

Entre las regulaciones se encuentra el consumo en espacios exclusivos para mayores de edad, seis plantas por personas y no se permitirán cafés como los que podemos encontrar en Ámsterdam.   

Sin embargo, las preocupaciones de esta legislación va encaminada a la afectación que esta tendrá en la comunidad más joven, asimismo se teme que los pequeños empresarios mexicanos y familias afectadas por la violencia queden fuera del negocio cuando multinacionales lleguen a colonizar y cabildear este importante hueco del mercado. 

La industria del cannabis según Forbes está valorada en 17.700 millones de dólares al año y se espera para el 2027 un alcance de 73,600 millones dólares. De ahí su título de oro verde o fiebre verde. 

De esta legalización se espera un incremento en el producto interno bruto generado en México, la disminución de la violencia y esporádicamente la disminución de grupos al margen de ley que trafiquen esta planta.

Por ahora, existen ejemplos de éxito de países como: Canadá, 10 estados de Estados Unidos, Jamaica, Costa Rica, República Checa, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *