Tres integrantes de una misma familia fueron asesinados en Vado, municipio de Mercaderes, Cauca

En la noche de este viernes, tres personas de una misma familia fueron asesinados por desconocidos en la misma casa donde el pasado 29 de abril fue asesinado el Presidente de la Junta de Acción Comunal Álvaro Narváez, junto con su esposa, un hijo y su nieta menor de edad. Con esta, ya serían 70 masacres en lo corrido de 2020, en promedio una cada cuatro días.

A las 8:20 de la noche del miércoles 29 de abril, el líder social Álvaro Narváez Daza estaba en una de las habitaciones de su casa de bahareque en zona rural de Mercaderes, junto con su hijo Cristian Narváez Daza y su nieta, Yenni Catherine López Narváez. Su esposa, María Delia Daza, estaba en el patio, sentada y cenando.

De repente, del monte afloraron ráfagas de fusil que los acribilló a medida que los hombres armados se acercaron a la humilde vivienda. Murieron al instante. Contó uno de los sobrevivientes de la masacre, el hermano menor de los Narváez, que él solo sintió el tableteo del plomo y luego se escondió debajo de la cama donde se libró de la muerte. Igualmente, afirmó que la motocicleta que tenía su padre, Álvaro, se la llevaron los sicarios, por lo que se cree que fueron dos.

El alcalde de Mercaderes, Fernando Albeiro Díaz Salamanca, le narró al medio de comunicación Caracol Radio que en esta ocasión las víctimas asesinadas son la hija del líder comunal, la hermana del mismo y el yerno de Álvaro Narváez.

Los asesinos llegaron al lugar de la misma manera que lo hicieron en la primera masacre y ejecutaron a sus víctimas. Y además otras dos personas estarían desaparecidas.

El mandatario local señaló que la Fiscalía está investigando si en este caso actuó un sujeto que había sido capturado por la primera masacre en el mes de abril, y que se fugó recientemente de la carceleta de la Policía en el Bordo-Patía.

Se recordó que producto de la investigación en el primer hecho se capturaron cinco personas presuntamente vinculadas al hecho, logrando el esclarecimiento del caso.

La Fiscalía sostuvo que el caso obedecía a un ajuste de cuentas derivado de un homicidio. Dos de las personas asesinadas este viernes son Bersy Yeny Narváez Díaz, y Yamith Ibagué Díaz. 

Sobre Álvaro, el líder social, comentaron otros presidentes de juntas comunales de la región, que a principios de 2019 tuvo que abandonar la vereda por presiones de grupos armados para el pago de un impuesto ilegal. Sin embargo, regresó y, el último día que lo vio el alcalde municipal, Fernando Díaz, fue justamente en la tarde del miércoles, horas antes de la masacre.

El gobernador del Cauca, Elías Larrahondo, afirmó que en esa zona recientemente circularon panfletos de las “Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC)” y de la disidencia de las Farc conocida como la Nueva Marquetalia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *