Foto: periodismopublico.com

Denuncian que 9 jóvenes murieron incinerados el pasado 9 de septiembre dentro de estación de policía en Soacha

El concejal Diego Cancino fue el encargado de hacer la denuncia y explicó que el incendio comenzó cuando uno de los detenidos le prendió fuego a una cobija. Estos fallecimientos no habían sido informados por las autoridades. 

Según la denuncia de Cancino, alrededor de 20 familias fueron a visitar a la misma cantidad de jóvenes que permanecían en esa estación de Policía. No obstante, las autoridades les impidieron ver a los detenidos, a quienes, “días previos los estaban torturando, maltratando, no les daban de comer”. Al parecer la prohibición pudo haber desencadenado la tragedia. Entre la 1:30 y las 2 p.m. se generó un incendio porque uno de los jóvenes prendió fuego a una cobija. Las llamas, según el cabildante, se intensificaron por medio de un artefacto que, al parecer, “fue impulsado por un policía”.

El funcionario denuncia asegura en sus declaraciones que la Policía golpeaba a los detenidos y les negaba la alimentación y las visitas. Añadió que la situación fue denunciada ante la Procuraduría y ante la Fiscalía, además el objetivo es que «se abra una investigación penal por lo sucedido». Diego Cancino, también explicó que el hecho no trascendió antes porque las madres de los muchachos fallecidos «tienen miedo» de aparecer en público porque «recibieron amenazas».

Ante las denuncias del concejal, la Policía de Cundinamarca divulgó un comunicado en el confirma ocho fallecimientos igualmente señala que por estos hechos se abrió un investigación disciplinaria interna y la Fiscalía comenzó una penal.

Las declaraciones de la Policía, manifiestan que ese día en la Estación de San Mateo, en Soacha, había 11 personas detenidas que prendieron fuego a sus colchonetas, «como consecuencia de estos hechos, la totalidad de los presuntos responsables resultaron lesionados con quemaduras de primer y segundo grado».

«Con respecto a la situación actual de las 11 personas comprometidas en este hecho, a la fecha se registra el deceso de ocho de ellas. Además, dos se encuentran en custodia con tratamiento médico y una aún permanece hospitalizada», añade la información.

El comunicado añade que los policías que estaban en la estación de «manera inmediata» procedieron a controlar el incendio, prestar los primeros auxilios y finalmente evacuar a las personas lesionadas al Hospital Cardiovascular y a otros centros de atención médica de la localidad». El texto concluye diciendo que «el mismo día de los hechos, el Departamento de Policía Cundinamarca, informó a la opinión pública sobre los sucesos».

Cinco días después de ese incidente la Policía de Bogotá se vio involucrada en un escándalo por el uso excesivo de fuerza de dos de sus integrantes al arrestar a un hombre de 46 años que murió horas después en el hospital, lo que desencadenó una ola de protestas y vandalismo en la capital colombiana e incluso en el municipio de Soacha en la que perdieron la vida otras 13 personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *