Foto: UBPD

Recuperan 24 cuerpos de posibles personas desaparecidas en Caldas

La Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD) ante las exhumaciones anunciadas en Caldas, halló 24 cuerpos de posibles desaparecidos. 

Hace algunas semanas se informó que se harían exhumaciones en el cementerio de Samaná (Caldas),  para poder encontrar desaparecidos por causa de la violencia y entregarlos a su familia correspondiente. Ayer, se anunció que 24 cuerpos sin identidad tenían signos de violencia como tortura o desmembramiento. 

Esto fue verificado por la UBPD, con el fin de entregarlos a sus familias que han esperado por varios años una respuesta acerca de sus seres queridos. Tras dos semanas de búsquedas la UBPD recuperó 24 cadáveres en el cementerio de San Agustín de Caldas y así, el Estado busca responder a los familiares víctimas del conflicto. 

Por otro lado, se logró gracias a las muestras biológicas que aún buscan a sus seres queridos desaparecidos. Después de 108 tomas de ADN, pudieron hallar la identidad de varios cuerpos. Además, la Unidad de Búsqueda junto a médicos genetistas, brindaron asesoría a las víctimas, acompañamiento y entrevistas ante el proceso. 

Estas muestras genéticas se hacen con el objetivo de identificar más cuerpos, tanto en Samaná como los que aún se encuentran en Medicina Legal. 

“Ha sido una acción humanitaria exitosa en el sentido en que hemos podido recuperar del cementerio San Agustín de este municipio 24 cuerpos que pueden corresponder a personas desaparecidas y cuyas identidades debemos verificar y establecer las circunstancias en las que perdieron la vida”, aseguró la directora de la Unidad de Búsqueda, Luz Marina Monzón.

Este plan inició formalmente el pasado 26 de octubre, con el propósito de continuar las labores humanitarias en otros municipios caldenses. No obstante, la Unidad informó que con el análisis forense se reconoció que el 90% de los cuerpos recuperados son hombres, sus edades podrían variar entre los 17 y 45 años también se estableció que están desde el periodo del 2002 y 2007, cuando se incrementó el conflicto armado en la región. 

La directora de la UBPD aseguró que “la gran esperanza es que a este Plan Regional se vincule la mayor cantidad de personas con la información que nos permita la identificación,  no solo la recuperación de los cuerpos. Es un momento muy importante para la UBPD y para este paradigma extrajudicial y humanitario que se ha trazado el Estado para responderles a las víctimas”. 

Se espera que sigan identificando los cadáveres y las familias víctimas del conflicto puedan tener respuesta de lo que les sucedió a sus familiares desaparecidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *