Foto: Elpaís.com.co

Colombia humillada, sufrió una dolorosa caída

Los cafeteros recibieron  una tremenda paliza por parte de Ecuador.

El partido de la Selección Colombia contra Ecuador fue un mar de errores. Tras un humillante 6 contra 1, la cual es la peor derrota de la tricolor en 43 años, los cafeteros quedaron contra las cuerdas en las eliminatorias. 

Colombia  no abrió los ojos cuando perdió con Uruguay, por lo tanto también se sesgo cuando empezó el encuentro contra Ecuador en Quito.  Jugaron con displicencia, con las piernas amarradas, con la mente en el aire, sin poder  gritar para despertar, para liberarse de esa pesadilla  de la nueva derrota, de la nueva y más fea, derrota. 

En 10 minutos  Colombia ya perdía 2-0. 10 minutos y  el capitán  ya se tomaba  la cabeza, los dos primeros goles fueron demasiado rápidos. Camilo Vargas apenas se acomodaba en su puesto de titular. Cuadrado se reencontró con su puesto de volante.

Si los cafeteros contra Uruguay jugaron mal, contra Ecuador fueron  desastrosos, algo caótico.  No hubo reacción en ese momento, ya era un partido en el que si uno parpadeaba se perdía otro gol ecuatoriano. Todo fue de los ecuatorianos de principio a fin, dieron un espectáculo bárbaro y  fue baile tremendo a los colombianos. 

Al terreno de juego entraron  Barrios, Muriel, Suárez y  Fabra a ver si alguno era la pieza clave, para pensar en una posible remontada sin embargo pasó todo lo contrario.

En el segundo tiempo Colombia  se estrelló otra vez, contra una poderosa selección que los dominó por completo. En la segunda mitad, les encajaron otros  dos goles más,  para  así hacer más humillante la historia.

Desde el 6 de marzo de 1977, cuando perdió 6-0 con Brasil en el Maracaná, Colombia no sufría una humillación como la de Quito.. Colombia no sufría dos goles seguidos en partidos oficiales desde la Copa América de Venezuela 2007, cuando perdió 5-0 contra Paraguay  4-2 contra Argentina. Y no perdía dos juegos de eliminatoria seguidos desde 2009. Sin duda alguna hay aspectos claves a mejorar, los cafeteros están en una mala etapa, no hay proyección ni ambición en su juego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *