Fuente: Ilaria Ubinati y Mary Carmen.

Él exige la verdad, pero no nos dice la verdad

La Organización de Naciones Unidas (ONU), viendo el incremento de los índices de violencia contra la mujer en la pandemia del Covid-19, diseñó la campaña “ÚNETE” de aquí al 2030 para ponerle fin a la violencia contra la mujer. Liderada por la secretaría de la ONU Mujer, la cual quiere hacer un cambio de conciencia colectivo para poder erradicar este gran mal. La iniciativa propone que cada año hasta el 2030 durante los días 25 de noviembre al 10 de diciembre se realicen activismo contra la violencia de género.

Como era de esperar, este llamado hizo que los grupos feministas, las organizaciones pro mujer y los colectivos que luchan contra la violencia de género realizarán marchas en las grandes ciudades de Colombia a favor de la vida de las mujeres y niñas colombianas por un dato minúsculo que el Gobierno pareciera que no le importará que el índice de feminicidios está tan disparado, lo que va corrido del año van 209 mujeres y niñas asesinadas.

Mientras tanto, en la casa de Nariño “el bendecido por la Virgen del Chicharrón” y elegido por “el Salvador de la Patria”, el que nos dejó volver a visitar las fincas, el presidente Duque, al ver estas grandes manifestaciones salió en su programa televisivo con transmisión simultánea en la plataforma de YouTube con la gran audiencia de sólo 120 personas, a exigir con voz de mando -la que no cuando tiene- a las FARC que diga la verdad sobre el reclutamiento de niñas y adolescentes a su fila, las violaciones que sufrieron en el conflicto y los campos de aborto que habían en la selva, para ver si así puede subir un poquito en las encuestas, ya que, su nivel de aprobación está más enterrado que la explotación petrolera, un poquito más y llega a China.

Además de esto, se nota que este señor está tan necesitado de aprobación que no se toma ni un segundo para pensar en lo que dice, e intenta hacer actos de puro populismo para ver si así el pueblo se lo puede aguantar los dos años que le faltan de su gobierno nefasto, inepto e incapaz pero, sobre todo, se nota que este bailarín y animador no ha leído el acuerdo de paz, el cual expresa que los exguerrilleros que digan la verdad y ayuden en el proceso de paz no se verán sometidos a todo el peso de la ley por sus actos ilícitos, por el contrario, tendrán rebajas de condenas. Señor Duque hay que leer, su partido quiere que no digan la verdad para que el proceso de paz se derrumbe o no es que su cuasi Jesucristo, “Álvaro Uribe Vélez”, quiere hacer un referendo para revocar el pacto de paz.

Entonces cascumen, papito, no sea tan bobito Ivanchis, y ahora si usted está exigiendo la verdad de estos temas que le sucedieron a las mujeres en el conflicto armado, deberían también dar el ejemplo, ¿o son puros bla bla bla?, como se dice por acá, “pura hablamierdas”. No sé cómo, pero que cuenten la verdad sobre los escándalos de violación de mujeres y niñas que ha visto vinculado integrante del ejército, también sobre la matanza que realizó la Policía Metropolitana de Bogotá el pasado mes septiembre y sus dizque 67 “homicidios colectivos”.

Cuéntenos por qué ha sido tan incapaz de no poder proteger a los líderes sociales, en lo que va corrido del año van más de 300 asesinados. Coménteme por qué han bombardeado a niños en su Gobierno, en sus operaciones contra los grupos alzados en armas, y Colombia es todo oídos para que me comente qué pasó con los 5763 falsos positivos de los gobiernos de su patroncito, ¿o es que los generales Mora y Montoya ya tienen ataques en alzaimer selectivo para no contar quién fue el que dio la orden?

Y con lo anterior no quiero defender a los excombatientes, ya que, ellos tampoco han dado de su parte para que este conflicto llegue a la mejor conclusión, más concretamente algunos de los comandantes de los frentes con sus tontas salidas en falso negando lo que todo el pueblo colombiano ha visto durante muchos años que es reclutamiento de menores contra su voluntad, los tratos inhumanos que sufrieron los secuestrados y muchos de sus integrantes como algunas mujeres cuando se embarazaban y tenían que abortar o si no les dictaban ley marcial (fusilamiento).

Pero ya está bueno aprovecharse de las circunstancias de un país moribundo, lleno de fosas comunes que les mienten en la cara sus mismas instituciones y los medios de comunicación para justificar sus cagadas y así venderse como el salvador, a la vez creerse lo último en guaracha porque sale en televisión nacional exigiendo la verdad. Entiéndalo my president, Duque, usted y su Gobierno comprimen perfectamente el concepto de Gobierno incompetente con mayúsculas y signos de exclamación. Su obsesión es salir del ranking del peor presidente que ha tenido este país en toda su historia, entonces deje de hacer leyes y normas chimbas, que en el papel sean una maravilla, pero en ejecución sólo sirva para el país mágico de “Polombia”, que es vecino de Narnia.

Haga programas y campañas que sí sirvan en la lucha contra la violencia de género y el feminicidio. La realidad es que están matando, ultrajando, humillando y degradando a nuestras mujeres y niñas por una sociedad morronga y machista que no acepta que las cosas han cambiado, ya dejemos de ser unos simples espectadores de esta, empecemos a hacer el cambio a una sociedad más justa igualitaria en todos los sentidos.

1 thought on “Él exige la verdad, pero no nos dice la verdad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *