Foto: Go Congr

No nacemos con un titulo de maternidad

Cuando una mujer dice que no desea hijos, las opiniones de las personas siempre son las mismas “ay, estás muy joven para que digas que no quieres hijos” “pero si todas las mujeres sueñan con ser mamás” “las mujeres nacen para ser madres” entre otras pendejadas más. Cuestionan nuestra decisión, creo que cuando una mujer dice que no quiere tener hijos lo dice porque es algo que no sueña, no todas anhelan un hijo y tampoco buscan la opinión de los demás.

Es como si las mujeres naciéramos con un letrero en la frente “debes ser mamá”, no, no todas las chicas sueñan eso, más cuando existen muchos hombres que le temen a la paternidad, tener hijos debe ser planeado, no porque no supimos cuidarnos, miles de mujeres en el mundo son madres porque “la embarraron”, tal vez muchas de ellas no anhelaban serlo pero quizá no tenían ningún método anticonceptivo o ningún conocimiento o acceso a la educación sexual, por eso debe ser primordial enseñar educación sexual, para que jovencitas de 13, 14, 15 años no tengan hijos cuando hasta ahora están pasando la adolescencia. 

Muchas veces nos cuestionamos si realmente queremos tener hijos dejándonos llevar por las opiniones de las personas que dan su humilde opinión. Desde niñas nos imponen ser madres regalando bebes de juguete, cochecitos entre otros, es una imposición horrible porque las mujeres no nacemos para ser madres y es muy triste ver como desde niñas nos están enseñando sobre maternidad, como cuidar un hijo, cómo cambiar un pañal a nuestro bebé de juguete.

No idealicen a las mujeres, tampoco den sus opiniones estúpidas sobre el pensamiento del otro, si yo digo que no sueño con ser madre es porque no lo sueño,  no importa cuán joven este sí tengo 30 o 40 años, mi pensamiento de no tener esa responsabilidad, será exactamente el mismo, no quiero serlo. Es muy ridículo escuchar cómo juzgan a una mujer por no querer ser madre y no a un hombre que decide no ser padre cuando ya nació su hijo.  

Somos libres, decidimos sobre nosotras mismas, sobre nuestro cuerpo, no usted que se cree muy ético diciéndome que debo hacer o que no. Nacemos para ser mucho más que madres y servidoras de los hombres, muchas son tan exitosas y cuestionadas por no anhelar la maternidad, no necesitamos ser madres para ser mujeres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *