Foto: El país de Cali

Nueva masacre en Cauca altera a la comunidad

Se reportó un nuevo homicidio múltiple en el departamento del Cauca, debido a los acontecimientos recientes de la misma índole, las familias de las víctimas, piden prontas soluciones.

El sábado en Santander de Quilichao, comunidades indígenas del sector informaron acerca de la masacre, en donde hallaron, cuatro cuerpos sin vida. Según los testigos, vieron entrar a una finca a varios hombres, quienes cometieron el asesinato.  Esto sucedió exactamente en la vereda San Pedro en la finca Gualanday, a tan solo 10 minutos del centro de la ciudad, donde están ubicadas las autoridades administrativas.

Como lo indicaron las declaraciones, la masacre sucedió en minutos, puesto que los hombres llegaron, para posteriormente  disparar sin control contra todos los que se encontraban allí. Las víctimas fueron identificados como miembros de un grupo  indígena. Además, otras tres personas resultaron heridas.

Elíder social indígena y senador; Feliciano Valencia anunció a través de su cuenta de Twitter la preocupación por las muertes rregi

Las autoridades investigan acerca de los responsables de este suceso, sin embargo, dada la información, podría ser delincuencia común. Lo que causa conmoción en los habitantes del sector, teniendo en cuenta que los homicidios, continúan incrementando.

No obstante, el Consejo Regional de Indigena del Cauca (Cric) denunció el asesinato de Carlos Escue del Resguardo de Munchique Los Tigres, Juan Carlos Petins del resguardo Belalcázar en el municipio de Páez y la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (Acín) informó por el asesinato de Eduardo Pino Julicué, hijo de la exconsejara de la ACIN Luz Eyda Julicué.

Por otro lado, lo que inquieta a este colectivo es la falta de respuestas, por parte del Gobierno, considerando el mal manejo de la situación y la inseguridad a la cual se exponen, aún tras el diálogo establecido hace pocos meses, en el que exigían no más muerte en sus comunidades indígenas e incluso protección, ante cualquier posible ataque .

Así mismo, Feliciano Valencia se volvió a pronunciar, asegurando que tras lo ocurrido, habían recibido un mensaje en el cual declararon objetivo militar a esta zona, tal afirmación alarmó a todos en el alojamiento. Por ello, tanto las familias de las víctimas como las autoridades, exigen justicia y control, para que ninguna persona sea atacada en el departamento. Igualmente les exigen a estos grupos, salir de allí en el transcurso de 24 horas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *