Imagen: KienyKe

Que la vida, no valga gallina

Pertenecer a la élite colombiana, da muchos privilegios como por ejemplo después de haber violado, torturado y asesinado a una niña de tan solo 7 años, la justicia esté de su lado, así mismo impiden que se le proporcione una condena adecuada, para pagar por este crimen. 

Yuliana Samboní, una niña que irradiaba nada más que dulzura e inocencia, fue secuestrada, por el asqueroso Rafael Uribe Noguera, quien después la violó y la asesinó, escondiendo su cuerpo bajo un jacuzzi en complicidad de sus dos hermanos, la condena es de 50 años. Debía indemnizar a la familia con dinero pero ¿qué recibieron? gallinas, cemento y ladrillos, a ellos les habían prometido una compensación económica, acompañada de un subsidio de vivienda, para que comenzarán de cero. ¿Qué tan miserable puede ser para no reparar a esas personas como lo merecen?, una vida en Colombia vale esto gallinas, cemento, ladrillos.

Los padres de la menor, tuvieron que irse de Bogotá y regresar al departamento del Cauca donde don Juvencio Samboní, dice que no debieron salir nunca. Les han mentido desde el día en que su hija murió, pues se supone que les darían un lote y eso no pasó, el asesino Noguera  respondería con una multa por reparaciones, tampoco se las dieron. Que chimba mi Colombia, donde la justicia vale más para los ricos que para los pobres, donde es más fácil que el tipo salga libre a que le cumplan a la familia Samboní.

Tal vez así han de quedar muchos asesinatos,  violaciones de niñas y mujeres en el país, quizá nunca nadie les responda, si su asesino pertenece a la élite del país sencillamente no pasará más allá de una condena, la cual posiblemente le rebajen, por buen comportamiento. Nadie se imagina el dolor que sienten los Samboní, después de quedarse sin su siña, esta noticia dio vuelta al país, pero ahí quedó, se sabe que a Noguera, lo tenían en la cárcel la Picota en Bogotá, aunque después de varios intentos de golpes, por parte de otros internos fue trasladado a un centro penitenciario en Valledupar, el cual cuenta con máxima seguridad y esta construido bajo los estándares de Estados Unidos. 

Uribe Noguera, ofreció una disculpa a la familia, pero eso no sirve para absolutamente nada, estas personas merecen reparaciones, por el asesinato de su hija, no disculpas de arrepentimiento de su violador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *