Foto: Carlos García/El Tiempo

El representante a la cámara John Cárdenas denuncia presunto ‘‘pacto de no agresión’’ entre grupos armados y el Ejército en el Cauca

Ante un medio de comunicación del Cauca, el representante a la cámara John Jairo Cárdenas, denunció que el Ejército Nacional tendría un pacto de no agresión con los grupos armados del Cauca. Esta información la hace pública el político debido a las denuncias que le han manifestado los habitantes de la zona.

Además, añadió que los grupos ilegales influencian la política local y que existe un respeto mutuo. «En Argelia parece existir un pacto de no agresión entre la Fuerza Pública y los distintos grupos armados, lo que me afirma la gente es que el Ejército prácticamente no realiza ninguna acción ofensiva contra estos grupos».

Esta posible tregua, tiene preocupada a la comunidad debido a que ambas partes conocen la ubicación del otro y las actividades realizadas, durante el día. Pero, contrario a disminuir la violencia en el departamento, cada vez se hace más grande llegando a cada rincón del lugar. «Lo extraño es que sí se presentan masacres de manera continua, pero no se ven enfrentamientos entre las organizaciones delincuenciales y la Fuerza Pública. Hay una política de terror», comentó Cárdenas.

En las denuncias hechas por la ciudadanía, se conoció la cifra de muertos en la zona, la cual evidencia más de 300 civiles en lo que va del año a mano de los grupos armados ilegales, esto aumenta la sospecha debido a que las autoridades tienen el conocimiento de estos actos criminales, pero no han tomado cartas en el asunto.

«La lógica de estas organizaciones es controlar el territorio a través del terror. Es una política de terror para que quienes decidan enfrentarlos se vayan y los otros se sometan, es la vieja estrategia de las Autodefensas Unidas de Colombia, la vieja estrategia de Carlos Castaño que están reeditando en la región», concluyó el parlamentario.

Ante esta denuncia, el brigadier general Marco Mayorga comandante de la Tercera División, afirmó que en el 2020 se obtuvieron resultados positivos frente a la lucha contra las  bandas criminales en la región. También destacó la neutralización de 80 grupos al margen de la ley y la destrucción de 12 laboratorios de cocaína. Finalmente manifestó que «se han presentado múltiples asonadas por parte de habitantes de la región con el fin de evitar la erradicación de cultivos, la última ocurrió el 1 de diciembre en el corregimiento de Huisito, en el Tambo donde soldados fueron expulsados por la comunidad».  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *