Foto: Esbesoccer.com

Piedrazo al bus de los brasileños, luego del partido Boca vs Santos

El Santos de Brasil, logró sacar un empate sin goles a Boca Juniors, por el partido de ida de la semifinal de la Copa Libertadores y está a la expectativa de resolver la clasificación, el próximo 13 de enero en su estadio El Urbano Caldeira. 

La alegría por el punto obtenido en La Bombonera al equipo “Xeneize” fue relevante, debido a dos aspectos importantes: el primero fue el arbitraje del chileno Roberto Tobar, quien dejó de sancionar un penalti a favor del Santos. Y la polémica fue partícipe de este buen enfrentamiento entre dos clubes históricos sudamericanos. El club brasileño enviará una nota de protesta tras lo ocurrido con Tobar y  los jueces del VAR, encabezados por el paraguayo Juan Gabriel Benítez,  quienes no pitaron un penalti claro, motivo que pudo haber influido en que se les escapara la victoria. 

Además, no solo fue el mal arbitraje, dado que el club denunció en su cuenta de Twitter el vandalismo al bus en el cual se encontraba todo el equipo y se dirigían al hotel, el cual fue apedreado presuntamente, por fanáticos del Boca Juniors. “El autobús de Santos fue apedreado cuando llegó al hotel donde se hospeda. La piedra terminó rompiendo el cristal y pudo haber causado alguna lesión grave a la delegación de Santos”. Es un lamentable suceso, pues el respeto debe ser el pilar fundamental del fútbol, Santos se encuentra a la espera de las decisiones que tome la Conmebol, respecto a este incidente con la hinchada del “Xeneize”.