Foto: El Heraldo

María Ángel Molina fue encontrada sin vida en el río Arma

Después de dos días de búsqueda, María Ángel Molina de cuatro años de edad, ha sido encontrada sin vida en Aguadas, Caldas.

El pasado 10 de enero se conoció la noticia de su desaparición, junto con su hermana de 18 meses, su captor había confesado la ubicación de su cuerpo a la Fiscalía. Fue encontrada en el río Arma. La desaparición se reportó en el sector de Plan de Oro y se activó la alerta AMBER, la búsqueda de las menores se desarrolló por vías aéreas, terrestres y acuáticas, horas después fue encontrada la hermana de María Ángel.

La madre de las menores aún se encuentra en una clínica recuperándose de las heridas que le fueron proporcionadas al momento del rapto de sus hijas.

Lo que se conoce hasta el momento es que la mujer habría sido citada para recibir ayuda y el hombre sindicado del rapto de las menores vio la oportunidad para agredir con un arma corto punzante y huir con las pequeñas.

Yenny Bibiana González Tenerife, tía de María Ángel, relata que al haberse encontrado ropa perteneciente a su sobrina cerca del lugar, se inició la búsqueda por esos lares. Se conoce también que un dron fue clave para mostrar la ubicación del cuerpo. 

El bombero Jhon Faber Molina, padre de las menores participó de la búsqueda junto con sus compañeros, lo cual, fue de gran utilidad para la pronta recuperación del cuerpo. Aún no se define la causa de la muerte, pero, no se descarta abuso sexual y tortura.

El presunto secuestrador se encuentra en manos de la Fiscalía y está siendo interrogado y a espera de incautación de los delitos provocados a las menores.