Foto de: Pranava Ishvara / NEW NORMAL

Un, dos, tres por los contratos de vacunación para que le salvan la patria a Duque

“En donde estés jebus ¡sálvanos! Oh ya sea Batman o Superman o San Iron Man que estas en los cielos ven sácanos de este atolladero”. Uno se pregunta ¿Cuál fue la cagadota qué hicimos para que nos esté sucediendo esto?

¡Oh! ya me acordé porque tenemos esta suerte tan perra, le moreteamos el ojo al Papa Francisco. Pero el chucho tampoco es para que se dé garra con nosotros. Fue sólo un error humano y qué culpa que el cuchito se haya dado en la jeta por un frenón, para que nos mandes a estos Jinetes del Apocalipsis: Uribe, Duque y el Centro Democrático que están volviendo al mejor vividero del mundo en una porqueriza.

Está bien Dios aceptamos nuestras culpas, pero te pedimos encarecidamente que ilumines a este “cerdo motorizado” (Duque) y su ministro de salud “el carelapida”. A qué pueden hacer las hijueputas cosas bien y agilicen todos los procesos necesarios para que los suministros qué necesitan los médicos para poder combatir el segundo pico de la pandemia si lleguen a tiempo y que las vacunas por fin lleguen este año.

Porque sólo Dios sabe cuándo llegarán las vacunas a Colombia.

Venga le cuento un chismecito, imagínense sumerced que nuestro presidente salió como la paloma; buche, plumas y pura miércoles por que juraba y comía mocos de que su ministro de salud Fernando Ruiz Gómez, había hecho todo lo necesario para conseguir los insumos para poder combatir el segundo pico de la pandemia en Colombia. Sin embargo, la realidad es muy distinta, nos volvió a coger el COVID-19 con los calzones abajo según el director de la IPS William Aristizábal asegura que hay un desabastecimiento de medicamentos para cuidado intensivo en el país, como el minosedal y tras del hecho sólo la capital necesita más de 12000 dosis de esta medicina para poder darle medio batalla y así intentar bajar la curva de contagios, no obstante, nuestro min salud sale con la cifra pírrica de 1200 para toda Bogotá, para pasar de castaño a oscuro la asociación de médicos de Colombia, ya había advertido desde marzo del año pasado que empezarán a conseguir las dosis necesarias para poder combatir las siguientes picos de la pandemia, cagados y con agua lejos.

Para que entienda en palabras cristianas y vea todo el panorama. Es que, si no hay estos medicamentos, los pacientes se demoran más en recuperación por consiguiente, no ver al número necesario de camas para atender la demanda de este pico, sucesivamente los médicos les va a tocar elegir entre quién de vivir y quién muere por las Incompetencias de este inútil gobierno. Dios no quiero que terminemos como otro Guayaquil Ecuador recogiendo muertos en la calle.

Ahí uno diría que ellos no la pueden seguir embarrando más, pero si sumerced. Hace un par de días el gobierno publicó el Protocolo de Vacunación en todo el Territorio Nacional. El papel es una belleza, lindo, precioso. Usted lo puede imprimir y lo puede dejar en el baño para limpiarse el jopo cuando no tenga papel higiénico porque en su aplicación parece que lo hubieran diseñado para el mundo de Harry Potter -todo mágico- y los medios de comunicación series de esta nación, le dijeron; Sí buenas, queremos saber sobre los contratos que ustedes firmaron con las empresas Farmacéuticas Janssen, Pfizer, AstraZeneca en el mes de diciembre para obtener los 40 millones de dosis de la vacuna contra el covid.

Porque países como Estados Unidos, China, Emiratos árabes Unidos y gran parte de Europa tienen programas de inmunización contra el COVID-19 muy adelantados. En Sudamérica: Chile desde el mes de diciembre está colocando la vacuna Pfizer, en Brasil, Argentina y Bolivia con la vacuna de sputnik v, Colombia como siempre de últimas para que le duela más el estado castrochavista de Venezuela ya tiene en su territorio la vacuna rusa, tanto que critican al vecino y estamos peor que ellos.

La presidencia de Duque no demoro salir con excusas maricas; como no le podemos publicar los contratos por que tienen una cláusula de privacidad que les impide a realizarlo, sin embargo, estos genios del gobierno se les pasa una pequeña huevonada llamada, el régimen de publicidad en palabras menos palabras más exige que todo contrato público por transparencia tiene que estar al fácil acceso a la ciudadanía, cuando ya no se pudieron agarrar de esta  justificación se hicieron los de la vista gorda.

Y uno empieza a sacar hipótesis que tristemente se están convirtiendo en hechos verdaderos como que no hay un contrato firmado por esas empresas para suministrar las vacunas a Colombia, que sólo están en negociaciones o nos vieron la cara de pendejos.

Estos contratos son muy importantes porque nos dan la guía de cómo va a ser el juego y cuánto nos van a sacar del bolsillo, para que entienda, en un ejemplo práctico, es cuando usted llama a su restaurante favorito para hacer un domicilio, pero su pedido llega tres días después, frío y manoseado por el domiciliario. Usted le va alegar al repartidor, pero le va a decir; no señor mi contrato no especificaba el día, ni la hora de llegaba, ni mucho menos el estado del producto terminado. Usted queda emputado y sin hacer nada, ahora imagínese que le hagan esto a la nación con las vacunas.

Además, si hay retrasos en todos lo planificado por el órgano estatal por consiguiente se mueven las fechas, y si usted no pertenece a los héroes sin capa que luchan contra un virus con las uñas (los médicos) tampoco a población vulnerable qué son los ancianos y los enfermos de diabetes, hipertensión, obesidad, cáncer y otras patologías. A sumerced lo vendrían vacunando para cuando Colombia ganó su primer mundial. Uy esto a parar largo.

Si usted es del 3% que puede tener reacciones adversas a la vacunación, un bulto de sal en estos contratos le específica a quienes puede ir a pelear y colocarle la demanda por estos efectos secundarios o si le van a responder.

Como acá se dice “piensa mal y adivinarás” no será que nuestro lindo gobierno está intentando montar su propio cartel de la vacuna para hacer fiesta con esa plata.

Entonces, sí yo fuese usted me empezaría preocupar por esos contratos porque al paso que va el gobierno del puerquito valiente que está esperando que el COVID-19 se desaparezca mágicamente de Colombia porque ellos fueron incapaces de hacer un buen protocolo de vacunación o más bien no será que están buscando las esferas del dragón y si es así pobre shenlong porque va a estar más encartado qué ciclista con diarrea.