Foto de: Milenio.com

Kamala Harris y el papel de la mujer para los Estados Unidos

En la ceremonia de posesión del nuevo presidente, Kamala tuvo su glorioso día al tomar juramento para convertirse en la primera vicepresidenta del país.

Su cargo que ha sido marcado como un hecho histórico. Llegó al acto protocolario con un vestido morado que al adentrarse en tradiciones de la realeza se deduce que el color era usado para mostrar “sabiduría, riqueza y sensibilidad” tal cual como lo ha dejado en claro su diseñador Christopher John Rogers.

Parece que Harris ha empezado a demostrar el papel que tendrá solo con el abrebocas de su sencillo, pero muy elegante look; al cual añadió unas perlas que hacen homenaje a su comunidad. Y no es sólo esto, porque además ha querido mostrar con distintos objetos la importancia que tiene la mujer y la comunidad afro en su vida.

Primero para tomar juramento tenía una biblia de Regina Shelton, la mujer que la llevaba a la iglesia y la cuidó en su niñez, además de añadir otro símbolo constitucional como el libro de Thurgood Marshall, un juez afroamericano.

La vicepresidenta por otra parte, ya había estado inmersa en la política, pues para el 2016 se convirtió en la primera senadora india, afro, estadounidense del país, e incluso como dato curioso su nombre es símbolo del empoderamiento de la mujer, algo que es muy notorio en la mandataria.

Para uno de los eventos en campaña presidencial apareció con un traje que hacía homenaje a las sufragistas cuando éstas salían a reclamar sus derechos.

Ha tenido papeles importantes en la política como ser la primera mujer Fiscal de California y San Francisco, por ahora, en su papel como segunda al mando de los Estados Unidos estará al frente de la presidencia del senado que está dividido entre republicanos y demócratas. Aun así su posesión se presenta como un hito histórico que será voz para las mujeres, personas afro y sobre todo justicia ante el abuso racial, migrante y personas lgbt+.