Foto: El Intra American News

Fuertes protestas en las ciudades rusas a favor de la liberación del opositor Alexei Navalny

Con temperaturas que superan los 30 grados bajo cero, esta mañana salieron a protestar más de 4 mil ciudadanos rusos, quienes piden la liberación inmediata del líder opositor. Esto desencadenó choques violentos con las autoridades en ciudades como San Petersburgo, Sochi y Moscú, además en la capital se han registrado más de 212 capturas de varios manifestantes, teniendo en cuenta que estos eventos son considerados ilegales al menos, para Vladimir Putin.

Tras conocerse que mediante platafromas digitales, se estaban convocando protestas en las principales ciudades rusas, la fuerza pública dirigida por el Kremlin, dispuso de un cordón de seguridad y el refuerzo de unidades policiales. También se rumora sobre el inicio de una campaña de acoso e intimidación a los principales aliados de Navalny, donde figura su esposa Yulia Navalnaya capturada en la ciudad de San Petersburgo, la mujer en horas de la mañana publicó una foto en sus redes sociales, donde se encuentra al interior de una patrulla de la policía rusa. Al igual que ella más de mil trecientas personas están bajo arresto, luego de salir a protestar por una detención que consideran injusta e ilegal, por parte del gobierno ruso.

Navalny se encuentra arrestado desde el pasado lunes, cuando llegó a la capital Moscú desde Alemania, lugar en el cual duró 5 meses en recuperación de un envenenamiento del cual acusa directamente al mandato ruso actual, después del aterrizaje se dio  inmediatamente la  captura, bajo cargos de incumplimiento adecuado de su arresto domiciliario.

Varias ONG habían advertido al rival del Kremlin, sobre su captura y las pocas oportunidades de lograr una defensa justa, desde la comunidad internacional la captura fue condenada. Cabe resaltar que el presidente del consejo Europeo Charles Michel escribió a través de la red social Twitter que es inaceptable y ha pedido la liberación inmediata del ruso, así mismo desde Washington el actual asesor para la seguridad nacional del gobierno de Biden, Jake Sullivan interpreta el apresamiento de Navalny como una ofensa hacia los ciudadanos rusos y  desea que sus voces sean escuchadas.

Desde el interior del país se denuncian  fallas presentadas en el servicio de internet, ya que el gobierno no quiere evidenciar las violentas represiones por parte de la fuerza pública a los marchantes.