Las miradas solo buscan poder

Todos deseamos tener poder, sin darnos cuenta terminamos siendo tiranos en un mundo imaginario promovido, por nuestras propias reglas y posibilidades de actos.

La palabra “tirano” tyrannus (gobernante ilegítimo) está muy relacionado con el poder, al ser ilegítimo conlleva a una toma violenta de recintos parlamentarios, una cantidad de hechos provenientes de masas populares; un golpe de estado que resulta ideológico cargando un peso de cambiar la sociedad, siempre con una pantomima la cual promete mejores tiempos, para el colectivo. El “tirano” tiene el poder absoluto.

 

Como tiene todo el mando, puede realizar todo tipo de actos con justificación absoluta, le habla a sus súbditos y como zombies cumplen, nadie le hará frente pues nadie está a su mismo nivel. He pronunciado tanto esta palabra, pero resume el comportamiento de muchos mandatarios, esta capacidad es su único ideal promoviendo una mirada a la realidad de forma personal, la objetividad de un líder máximo siempre es corrompida, por los deseos cuando tocan el poder.

Definiré “poder” con base en Foucault. La definición clásica – es el uso de la fuerza de forma legítima, el estado hace uso de esta con las leyes regulando el comportamiento – esto genera clases favoreciendo a unos cuantos, es decir que el poder se detenta, es jerárquico y siempre en dirección arriba/abajo. Para Foucault, no es así, el poder  va a cualquier trayectoria generando alianzas que pretende formar una estabilidad, contradiciendo lo anterior, pues este no se hereda o se rapta, se ejerce como en las relaciones, donde exista desigualdad existe el poder. Es omnipresente ya que está en toda la sociedad siempre intencionado, esto produce la contra cara, la resistencia que promueve otro poder.

Aquel que lo controle todo se dará cuenta que nunca va a prohibir al contrario posibilita, prácticas, sujetos, conocimientos y placeres, un ejemplo de esto es en la película “la purga”, el estado posibilita conductas muy agresivas en un periodo de tiempo y luego las vuelve a restringir, bajando los índices de violencia, pero favoreciendo también a otros usando el tiempo, para romper o mejorar relaciones. Esto también produce verdades, si el Vaticano acepta la violacion de menores y la convierte en parte de la doctrina, esto es una verdad justificada en la fe de este modo,  los creyentes tienen la facultad de cometer tal acto cruel.

Después de toda esta introducción, hablare del tirano fracasado y usurpado, según el mismo Donald Trump, pues tenía el poder soberano de Estados Unidos con el cual realizó una cantidad de hechos absurdos que  no comentaré; al ver que ese poder seria otorgado de manera democrática a Joe Biden, buscó el golpe de estado. El tirano posibilitó a sus combatientes fanáticos, entre arengas y populismo demagógico la entrada al congreso evitando el “fraude”; como fue un rotundo fracaso, las relaciones de Trump fueron en picada perdiendo cada vez poder/verdad.

Los grandes tiranos a nivel histórico como Calígula o Idi Amin dada, quienes sí cometieron actos verdaderamente atroces y sería una locura afirmar que Trump está a la par con estos dos ejemplos, aunque al igual que ellos con su poder intimidaba a todo aquel que  lo cuestione y se regocijaba en sus victorias con palabras cargadas de ego e incluso ofensa. Fue un tirano en su tiempo,  su mandato perjudicó a grandes compañías, familias, así como relaciones diplomáticas con otros países. Fracasó por la cobardía hacia ese mismo poder, se vio superado cuando el intento del Capitolio – acto digno del tercer mundo – sucumbio en un día y las relaciones que él creía tener no existían más, su verdad ya era cuestionable. Notó que su dominio era menor, solo en ese momento decidió rendirse.

La cobardía de Trump para enfrentarse a una jurisdicción superior, lo alejó de ser un verdadero tirano victorioso. En terrenos nacionales ¿Iván Duque posee poder? sí, el nombre del cargo genera cierto rango superior frente a cualquier colombiano en teoría, sin embargo, al mismo tiempo no, ya que no es él quien dictamina las leyes trabajo que le corresponde al poder legislativo, está por debajo de su jefe de partido Álvaro Uribe, él cuenta con relaciones muy influyentes e influenciables. Los vínculos suelen ser  determinantes en la sociedad, todo aquel que tenga los correctoss será un tirano a mayor o menor escala. ¿Quién es el tirano en el país? ¿quién es el tirano en la vida personal?, el poder es asimétrico creando siempre desigualdad, si vamos hablar de esto no simplifiquemos la palabra, mejor expandamos su concepto comprendiendo más esta sociedad, sin deshumanizar a quien tenga el poder, eso evitará caer en el fanatismo y tal vez mejorar el comportamiento colectivo/práctico e igualmente el sociocultural.