Foto de: Blu Radio

Bula salpica al gabinete del expresidente Santos

En un juicio virtual, desde la cárcel la Picota de Bogotá, el exsenador Otto Bula rindió testimonio en el caso que se lleva en contra del exdirector de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Luis Fernando Andrade por los casos de corrupción que salieron a luz pública en el país y que vinculan a la firma brasilera Odebrecht.

Bula, es pieza clave en las investigaciones que lleva la Fiscalía para esclarecer los actos de corrupción, firmó un preacuerdo con la justicia con el fin de lograr una rebaja en su condena por su colaboración. El exsenador tiene una imputación de cargos por cinco años y cinco meses de prisión en actuaciones irregulares registradas en el proceso de contratación de infraestructura con Odebrecht.

El exfuncionario habló sobre los movimientos de altos mandatarios del gobierno de Juan Manuel Santos, políticos y empresarios para favorecer a la firma brasileña en el país con importantes contratos y con otros falsos con el fin de mover dinero en la campaña del expresidente:

‘‘La condición primordial que me pone el señor Martorelli es que necesitaba Ocaña Gamarra como adición, que necesitaba reuniones privadas, clandestinas, ilegales con el señor Andrade para solucionar problemas que se les presentaban permanentemente en la ANI y que agilizáramos el proceso de adjudicación’’

En sus declaraciones, Bula acusó a la exministra de transporte, Cecilia Álvarez, de ser la más interesada en el proyecto, porque según él, ella tenía intereses particulares gracias a la cercanía de una empresa que tenía relación directa con la exministra de educación, Gina Parody:

‘‘La vía Ocaña Gamarra la iba a contratar el Fondo Nacional de Adaptación siendo la señora Cecilia Álvarez la directora. En esa época hubo una ola invernal y le dieron facultades para hacer vías necesarias y urgentes y estaban tratando de hacer esa vía. Después, Álvarez pasa a la cartera del Ministerio de Transporte y ahí se empieza a tramitar la vía Ocaña Gamarra por la ANI’’.

En medio del juicio, el exsenador contó sobre las reuniones que se realizaban en la casa de Bernardo ‘‘Ñoño’’ Elías, acusado de los mismos hechos que en su juicio:

‘‘Quiero decirle su señoría que siempre se supo para qué era que se hacía esa reunión tan importante clandestina y fuera de las instalaciones de la ANI, y siempre encontraban la solución a esas reuniones. Porque siempre el señor Andrade, a través del señor Juan Sebastián Correa, muchas veces preguntaba por el tema que se abordaría en la reunión y llevaban soluciones’’.

Pese a los señalamientos a la exministra, Cecilia Álvarez, la Fiscalía archivó el caso que se llevaba en su contra.