Protestas se siguen formando en varias localidades de Bogotá por el desacuerdo a las nuevas normas

Los comerciantes aseguran que no van a cerrar los locales el día de mañana.

En los acuerdos decididos por parte de la Alcaldía, el Ministerio de Salud y el Comité Epidemiológico Nacional de hacer cuarentena estricta UPZ (Barrios que tiene cada localidad) a partir de mañana sábado 30 de enero, muchos ciudadanos salieron a las calles a exigir no más encierros porque dado esto muchos de sus negocios están quebrando.

Las manifestaciones se están llevando a cabo en las localidades de Usaquén, Kennedy y Suba.

Adicionalmente alcaldías locales comunican un posible “cierre voluntario” porque se entienden los problemas financieros de cada uno de ellos, pero si llegasen a aumentar más los casos, se tienen que tomar otras posibles medidas que beneficien a todos.

Estos ciudadanos no piden dinero, ni subsidios, sólo que permitan abrir sus negocios por días u horas específicas y lo más importante el derecho al trabajo.

Por otro lado, el Tribunal de Bogotá dio el aval a la Policía para hacer uso de gases lacrimógenos, cuando se presenten protestas en la capital.