El actual gobierno estadounidense confirma su apoyo al líder opositor Juan Guaidó en medio de las nuevas amenazas del régimen de Nicolás Maduro.

Estados Unidos seguirá reconociendo a la Asamblea Nacional de 2015, como la última institución democrática de Venezuela, por ende a Guaidó como presidente interino del país, así lo indicó el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price.

Además, Price afirmó que Maduro era un dictador, y por su mala gestión ha provocado una crisis humanitaria en el país, asegurando también que trabajará en conjunto con países aliados, como el Grupo Lima y la OEA (Organización de Estados Americanos) para así ponerle fia la dictadura corrupta.

Uno de los objetivos del nuevo gobierno de EE.UU. es apoyar la democracia, a través de elecciones, justas y parlamentarias en Venezuela, pues de esta manera se podría mejorar el estilo de vida de la población venezolana.