Foto: El País.

Lanzan ley contra las protestas en Birmania

Las exigencias de los habitantes del país asiático por el regreso de la democracia siguen generando enfrentamientos con la fuerza pública, la cual los acusa de daños en la estabilidad y seguridad del lugar.

Tras el reciente golpe de Estado que atravesó Birmania, se han desatado una serie de protestas masivas a lo largo del territorio durante tres días seguidos. Sin embargo, la medida de la junta militar de promover la ley marcial en distintas zonas se atribuye a la huelga general de trabajadores que hoy logró detener el funcionamiento normal del país.

Dicha medida, consiste en un toque de queda entre las ocho de la noche y las cuatro de la mañana, además, prohíbe reuniones de más de cinco personas e incluso los discursos públicos, afectando dos distritos de Rangún, la ciudad más grande en la nación.

Cabe resaltar que, esta disposición se planteó posterior a las amenazas públicas de la junta contra los manifestantes, quienes temen la respuesta de esta en los próximos días, pues durante la jornada del día de hoy las autoridades hicieron uso de un cañón de agua con el fin de dispersar a los ciudadanos reunidos en Naypydaw.

Por otro lado, Thomas Andrews, relator especial de Naciones Unidas para la antigua Birmania, afirmó “Myanmar se está poniendo en pie para liberar a todos los que han sido detenidos y para rechazar la dictadura militar de una vez por todas. Estamos con vosotros”.