Foto de: Portafolio

Camarón que se duerme se lo lleva la corriente

La alegría del 2021 a los colombianos no duró mucho porque con los planes de Duque, vamos todos en caída libre. Seguimos viendo como arman planes, compran bodegas, neveras, planillan todo, pero vacunas no hay, realmente dieron una fecha como para darnos contenido. Ahora vamos a ver si finalmente le pegan a una en este bendito gobierno tan negligente e inútil. Aunque siendo sinceros, el tema de la pandemia solo es un número más en la lista de “contratiempos” que envuelven a esta bella tierra llamada Colombia.

Si bien ahorita lo más importante es combatir a como dé lugar, el dichoso COVID-19 al cual de ninguna manera le pienso restar importancia. Este meme andante nos ha venido soltando una a una sus artimañas, la última reforma tributaria en la que se está “contemplando” la aplicación de un IVA del 19% a gran parte de los productos de la canasta familiar. Haber la gente ha buscado la manera de subsistir, sigue trabajando incluso estando tan expuestos porque siendo realistas, varias de las empresas han dejado de lado los protocolos de seguridad, creen que solo el tapabocas es suficiente, cuando en realidad, no es así y la mejor solución es ponerlos a aguantar más hambre.

De verdad el nivel de descaro supera cualquier límite, los congresistas seguían ganando la misma cantidad de millones durante la cuarentena, mientras los pobres mortales, literalmente rebuscaba para poder comer. Realmente es injusto desde cualquier punto de vista, aún hay personas tratando de encontrar empleo, otras durmiendo en las calles, familias enteras sin ningún tipo de alimento, hasta midiendo las cantidades a ver si les dura más lo poco que tienen. La situación cada vez se complica más y evidentemente a esta manada de sinvergüenzas, les parece muy fácil llenarse los bolsillos a costillas de quienes sí hacen algo productivo.

Les voy a hacer más o menos un panorama simple del paso a seguir, inicialmente serán solo algunos productos gravados con este porcentaje del impuesto, luego como nadie dice nada, pues agregan otros cuantos. Entonces, cuando menos pensemos todo va a estar mucho más caro de lo que ya es y cuando eso pase, estaremos demasiado hundidos. Así nos han hecho con todo, desde el pasaje de Transmilenio hasta las elecciones, dejemos de dormir en los laureles gente, las cosas no pueden seguir haciéndose de este modo, suficiente abuso hemos recibido todos, si no actúa por usted piense en las siguientes generaciones.

Aquí debemos tomar cartas en el asunto, antes de estar lamentándonos, hagamos algo porque a este paso, la posición actual de Venezuela no va a llegarle, ni a los talones a este atolladero. Sería lamentable tener que tocar fondo cuando aún se puede hacer algo por un país con condiciones realmente dignas, decentes, en donde la igualdad deje de ser un término común y se convierta en una realidad.