Polémica en Perú por mal manejo de las vacunas

Hasta el momento dos funcionarios públicos de alto rango han renunciado a sus cargos tras fuertes declaraciones respecto al manejo del fármaco contra el COVID-19.

El caso más reciente es el de la Ministra de Relaciones Exteriores peruana, Elizabeth Astete, pues este domingo admitió públicamente haberse inmunizado con la vacuna de la farmacéutica china Sinopharm el 22 de enero del año en curso.

Según lo manifestado por Astete, el ofrecimiento se presentó en torno a un lote del cual era responsable la Universidad Peruana Cayetano Heredia, además aseguró que la decisión de aceptar dicha dosis fue un “grave error”. Posteriormente, la jefe de la diplomacia presentó su renuncia al cargo, siendo la segunda en abandonar el gabinete del presidente Francisco Sagasti.

Con respecto al mandatario, este a través de su cuenta de Twitter afirmó la dimisión de la canciller, «esta noche he recibido la carta de renuncia de la canciller Elizabeth Astete, la que he aceptado”.

En cuanto a las próximas vacunas, Sagasti descartó la posibilidad de que este acontecimiento pudiese afectar la llegada o distribución de las mismas. Cabe resaltar que, hasta el momento Perú cuenta con un registro de 43, 703 fallecidos por coronavirus y más de un millón de contagios.

Por otro lado, el sistema de salud atraviesa un momento complejo, dada la carencia de oxígeno e igualmente el colapso debido a los 14.222 ciudadanos hospitalizados.