Foto de: www.freepik.es

Como dicen por ahí: importancia a lo importante

Es un hecho que las redes sociales fueron creadas con el fin de conectar a las personas, es decir, que pueden tener comunicación rápidamente aún a la distancia y tener contacto con seres queridos. También, claramente, hacer amigos a través de esas plataformas.

Cabe destacar que la información hacía parte de la comunicación que los usuarios presentaban a través de estos medios, sin embargo, con el pasar del tiempo tomaron auge, tanto así que el periodismo digital se impulsó mediante ellas.

En Facebook compartir enlaces de noticias digitales toma segundos, asimismo en Instagram o Telegram. De hecho, las redes sociales son usadas con el fin de informar a la sociedad, es decir, hacer noticias.

Esto resulta provechoso gracias a la cantidad de personas que son usuarios activos en redes, pues los usuarios se convierten en espectadores o público, y la información es propagada con mayor rapidez. No obstante, el uso de este beneficio no ha sido adecuado.

Si bien es cierto, la sociedad suele interesarse más por la vida privada de las figuras públicas y el chismorreo, entonces teniendo afinidad hacia esto las noticias que se divulgan son de este tipo, impidiendo así que la información realmente necesaria sea conocida.

Dicho esto, las personas otorgan popularidad a quienes desean, en otras palabras, tienen el poder de hacer famosa una noticia e igualmente a una persona.

Con lo anterior, traigo a colación a una persona que desde su aparición en los medios ha dado de qué hablar, pero todo esto gracias al público que no ha sabido ser selectivo en la información noticiosa que consume.

La ex señorita Colombia Andrea Valdiri, inició en las redes sociales publicando videos de baile, sin embargo, con el paso del tiempo su fama aumentó y su vida pasó a ser pública, por lo cual ha tenido conflictos que han sido expuestos y temas controversiales que, si bien han afectado la imagen con la que empezó, le han servido para aumentar su fama.  Su vida está en el ojo del huracán y sus seguidores la aman; es creadora de contenido para algunos e influencer para otros.

Ahora bien, es necesario detenerse a pensar qué contribuye la vida de esta mujer en la sociedad, ¿sus actos afectan a la comunidad en la que se encuentra?, con afectar se hace alusión a actos que irrumpan con el bienestar de la sociedad, actos tales como que persuada al gobierno en las decisiones, o que tenga prioridades en cuanto a servicios públicos y gestiones sociales; o, por el contrario, contribuyan positivamente a dichas decisiones.

Andrea Valdiri es una figura pública, como ya se mencionó, pero sus acciones no repercuten en la sociedad, y este tipo de noticias que suelen ser difundidas con inmediatez afectan la propagación de hechos noticiosos relevantes que perjudican a las personas.

El punto es, ¿en qué afecta que una famosa acabe su relación sentimental?, o ¿por qué es relevante conocer los detalles de la fiesta que dio?, ¿es necesario saber cuánto dinero gasta en regalos?, o peor aún, ¿es significativo tener detalles de su intimidad?, las personas, el público y los usuarios de las redes sociales le han dado trascendencia a esta famosa.

Esto no ocurre únicamente con Andrea Valdiri, ocurre con muchos otros creadores de contenido que igualmente sus acciones no afectan al bienestar de la comunidad y que únicamente son famosos. ¿Qué pasaría si los usuarios le dieran la importancia a las noticias e información que sí lo requieren?, mínimo, cada individuo estaría informado y tendría bases necesarias para ejercer su papel en sociedad; pero, la realidad es que, lo que suele ser consumido en internet es la vida de los “influencer” y el contenido que estos publican.

En conclusión, es momento de frenar este tipo de noticias que antes de informar, quebrantan el proceso de estar bien informados.