Foto: El Colombiano

Detención domiciliaria para el gobernador de Antioquia

Aníbal Gaviria quien estaba siendo investigado por corrupción fue capturado el miércoles 3 de marzo tras una orden de la Fiscalía General de la Nación.

Los delitos imputados por el delegado de la Corte Suprema de Justicia son los siguientes, contrato sin cumplimiento de requisitos legales y peculado por apropiación a favor de terceros. Además, dentro del proceso legal, el organismo judicial, alega presuntas irregularidades de contratación en proyecto tanto de mantenimiento como pavimentación de la Troncal La Paz en el departamento de Antioquia.

El citado contrato fue inscrito cuando Gaviria, se desempeñó como gobernador de dicho territorio entre 2004 y 2007, pues su valor inicial fue de $41.663.432.778, aunque finalmente el contratista terminó incumpliendo las cláusulas de la licitación.

Cabe resaltar que, en el comunicado oficial de la Fiscalía, se indicó que: “La investigación da cuenta de que la licitación fijó un anticipo del 25 % del valor básico del contrato; sin embargo, en la firma del contrato, el 22 de diciembre de 2005, se aumentó a 29 %. Para el fiscal instructor, tal variación no tendría justificación técnica y correspondería a una modificación caprichosa”.

“El gobernador era el representante legal del departamento, el ordenador del gasto y, aun cuando hubiese delegado la función de contratar, debía ejercer la vigilancia, coordinación y control de la delegación”, expresó el Fiscal del caso.

En un principio al ahora exfuncionario, se le impuso medida de aseguramiento sin beneficio a la libertad, solo que ahora pasó a ser una detención domiciliaria. El juicio contra Aníbal Gaviria se llevará a cabo a petición de la Corte Suprema de Justicia.