El Vaticano no aprobará la unión de homosexuales por ser un “pecado”

El Vaticano recuerda nuevamente que la unión entre dos personas del mismo género catalogándolo como un “pecado”, y que los sacerdotes no pueden bendecir esas uniones.

Un documento difundido este lunes, le recuerda a la iglesia que Dios en ningún momento deja de bendecir a sus hijos, pero que no bendice a los hijos que son pecadores, indica el Vaticano por la Congregación para la Doctrina de la Fe.

La respuesta de la institución encargada de proteger el dogma católico fue afrontar el tema por medio de una pregunta muy recurrente en las poblaciones y es: ¿La Iglesia dispone del poder para impartir la bendición a uniones de personas del mismo sexo? Obteniendo una respuesta negativa bastante clara y contundente.

Luis Ladaria, cardenal y prefecto de la congregación, firmó un documento que era conocido anteriormente como el Santo Oficio de la Inquisición, en el que se advierte que hay algunos ambientes eclesiales que están siendo difundidos junto con propuestas y proyectos de bendición para las uniones del mismo género.

De igual manera, este texto precisa que Dios no bendice a sus hijos pecadores, afirmando consigo que no bendice ni puede bendecir el pecado, dicho texto fue aprobado y firmado por el Papa Francisco, teniendo en cuenta que su posición sobre la homosexualidad es un tanto menos tajante debido a unas declaraciones hechas por él mismo en una entrevista, donde afirmó que todas las personas homosexuales tenían derecho de estar dentro de una familia, de igual manera deberían estar apoyados y cubiertos legalmente, opinión que tuvo fuertes críticas.

Finalmente, el Vaticano afirmó que el Papa no había cuestionado el dogma católico, la unión religiosa entre un hombre y una mujer, simplemente se estaba refiriendo a las leyes que fueron adoptadas por EE.UU.