Foto de: Semana.com

Nuevas restricciones para frenar la propagación del COVID-19 en Santa Marta

Santa Marta entra en alerta roja hospitalaria debido al desbordamiento de casos por COVID-19.

Cada vez más se registran nuevos casos en la ciudad de Santa Marta, en tan solo 15 días se pronunciaron alrededor de 70 contagios por el virus, a las clínicas se presentan pacientes con síntomas altamente graves y sin contar el centenar de fallecidos.

Las autoridades sanitarias divulgan que el aumento se debe a la falta de cuidado y las medidas de bioseguridad que los habitantes en el mes de diciembre del año 2020 formalizaron.

Henrique Toscano, jefe de la cartera de salud en el Distrito, da una versión diferente, señala que el avance de los contagios y la forma en el que el virus viene atacando a los habitantes, corresponde a una variación que lo transforma de acuerdo al ambiente.

No obstante, se preparan los samarios para internarse nuevamente en sus residencias durante 10 días, en los cuales está estipulada la nueva restricción que dió inicio el pasado 16 de marzo, anunciando el toque de queda y movilidad de carros y personas a partir de las 8 de la noche hasta las 5am del siguiente día.

Además, se suspende todo establecimiento que reciba de manera presencial al ciudadano hasta las 7 de la noche, a excepción de la venta de comida a domicilio, sumándose que la ley seca será partir de las 6pm con el respectivo pico y cédula.

Por otra parte, el sector comercial y algunos gremios muestran preocupación por esta nueva restricción debido al sustento económico que demandan sus establecimientos.

La fuerza pública de la mano con la Alcaldía, formaron un equipo de vigilancia en el que el objetivo sea hacer que los habitantes cumplan con las respectivas medidas de bioseguridad y la nueva restricción, con el fin de bajar el número de contagios y establecer la disponibilidad de camas en las clínicas debido a la insurgencia de nuevos casos.