Foto de: El País

Pulsera electrónica en Israel para controlar cuarentena de ciudadanos que regresan del extranjero

Un nuevo dispositivo implementado en Israel enviará una notificación a las autoridades sanitarias si los ciudadanos violan el aislamiento obligatorio, luego de haber estado fuera del país.

Se aprueba este miércoles el uso de una nueva pulsera electrónica que controla el cumplimiento de la cuarentena estricta y obligatoria que deben cumplir todas las personas que ingresen nuevamente al país. Así mismo, anunció la cámara que quienes se nieguen a ser monitoreados de manera electrónica o quienes no cumplan con las medidas decretadas por ley, serán enviados a un hotel dispuesto por el Gobierno mientras pasa su tiempo de confinamiento.

Cada persona que vuelve del extranjero tendrá la obligación de realizarse la prueba de COVID-19 en el aeropuerto de Ben Gurión, si la prueba da negativo podrán llevarse el brazalete en la muñeca o en el tobillo, este dispositivo controlará la ubicación de los usuarios, a través de GPS, que se encontrará vinculado con los sistemas personales, enviando una alerta a las autoridades si violan su cuarentena, teniendo en cuenta que Israel tiene prohibido el ingreso de turistas al país, permitiendo solo el retorno de ciudadanos o residentes.

Igualmente, desde finales de Enero, el aeropuerto se encuentra prácticamente cerrado, evitando consigo la entrada de nuevas variantes del virus y poner en riesgo a la población, pero, la semana pasada se puso en marcha la reapertura parcializada, autorizando un ingreso máximo de 3.000 israelíes por día.

Cabe destacar que, más de 4 millones de residentes han logrado recibir las dos dosis de las vacunas autorizadas, luego de tres confinamientos nacionales, reactivándose rápidamente las actividades económicas y sociales.