Esteban Tobon - Poema “Cuando sale el sol en la sociedad”

Los afortunados de la necesidad

La mentira por lo general es sinónimo de político, aquel candidato que no sepa engañar, no ganará el puesto de competir. Básicamente en Colombia las elecciones son una disputa de convencimiento a base de pantomimas (Representación teatral en la que los actores no se expresan con palabras, sino únicamente con gestos) y así poco a poco construyen un país utópico en el imaginario colectivo, para luego derribar las esperanzas del mismo pueblo.

La frase “Más salarios menos impuestos” ¿les resulta familiar?

La reforma tributaria o la reforma fiscal y agenda social que piensa recaudar 25 BILLONES de pesos para mejorar el país, cuenta con 4 puntos clave: 1) más impuestos, 2) Reducción del gasto, 3) Más control de la evasión y 4) una cruzada social. Tal cantidad se debe dividir en 15 billones dirigidos al hueco fiscal,  y 10 billones para programas sociales. En el papel todo suena muy bien, porque van a mejorar el sustento social, ayudando así con un ingreso solidario, ya no a 3 millones de familias sino a 4.7 millones, y esa misma cantidad, es el objetivo de la devolución del IVA, el cual solo es recibido por 2 millones.

Según el director del DANE, Juan Daniel Oviedo, dice: “Entre 2018 y 2019, estamos viendo un incremento en la incidencia de la pobreza monetaria, en el total nacional, de un punto porcentual. Del 34.7 % que había en el territorio nacional en el 2018, a tener un 35.7 % de habitantes en el territorio nacional que está en esta condición monetaria”.

Como se dan cuenta, existe una dicotomía entre el papel y la realidad, pues la pobreza aumenta y el estado encabezado por Iván Duque solo miente prometiendo ayudas. Con esta reforma solo 500.000 empleos nuevos llegarán al país, ya que se subsidiará a aquellas empresas que hayan perdido el 20% de sus ganancias, y para el sector estudiantil 720.000 estudiantes de estrato 1,2 y 3 serán beneficiados con matrícula gratis. El futuro es hoy.

0%-5%-19% son las tarifas del IVA que actualmente se manejan en el país, con esta gran propuesta ese 5% será removido en su totalidad y solo el 0% y el 19% quedarán, dicho porcentaje se implementará en los productos y solo el 0% se conservará en lo básico de la canasta familiar. Como se observa, todo subirá de valor pero tranquilos es por un bien “común”.

Esta reforma desde la concepción lógica es un atentado al bolsillo, un nefasto ataque a las familias de bajos recursos y a la clase media. Una teoría en donde la persona que gane más, invierte más, y todo esto causará un mayor empleo, además de que se seguirá viendo al pobre como un “no generador de riqueza”.

Es la tercera reforma tributaria en 2 años de presidencia de Iván Duque, y su gran ideal la cual no tiene bases y nunca se ha comprobado en ningún lugar del mundo solo deja una pregunta al aire…

¿Habrá futuro para los jóvenes o solo serán sueños de “emprendimiento”?