Foto: La Censura

Proceso jurídico contra un grupo de policías en México

El 27 de marzo, en Tulum, se registró un nuevo caso de feminicidio, el cual fue orquestado por agentes de la Dirección Municipal de Seguridad Pública. El suceso quedó grabado y debido a su publicación en redes sociales pudo ser llevado ante la justicia.

En la grabación se logra ver a una mujer esposada en el piso mientras un policía la asfixia con la rodilla, y aunque ella grita pidiendo ayuda durante varios minutos, el hombre continúa su acción, ejerciéndole presión en la espalda hasta que la mujer queda inconsciente; entre tanto, otros tres uniformados observan la situación sin intervenir.

Posteriormente, la Fiscalía de Quintana Roo confirmó el asesinato de la víctima y categorizó el hecho como “homicidio agravado”. Al igual, el ente aseguró: “No habrá impunidad para quienes participaron en el fallecimiento de la víctima y se actuará con toda la fuerza de la ley para llevar ante tribunales a quienes sean imputados por estos hechos y que lastiman a las instituciones y a la sociedad”.

Cabe resaltar que este acontecimiento ha sido relacionado con el asesinato de George Floyd en Mineápolis, Minnesota, gracias a que comparten circunstancias similares. Este último hecho, en su momento, desató una serie de protestas por la justicia racial en Estados Unidos e incluso generó conmoción en diferentes partes del mundo.

Así, de esta misma manera, varios mexicanos decidieron movilizarse a lo largo del país para mostrar su rechazo frente a lo ocurrido y exigirle al presidente, AMLO, tomar acciones para prevenir la repetición de este tipo de situaciones en contra de cualquier otro ciudadano.