Foto: El mundo

Maduro ofrece petróleo por vacunas anti-COVID-19

El mandatario venezolano, Nicolás Maduro, indicó que tiene la posibilidad de pagar los lotes de vacunas que necesitan para combatir el COVID-19 con unos barcos petroleros que posee.

En medio de una transmisión de televisión estatal, Maduro sugirió intercambiar gran parte de las producciones petroleras del país por lotes de vacunas contra el coronavirus, ya que se encuentran en medio de una nueva ola de contagios; además de que el Gobierno tiene dificultades para lograr acceder a recursos millonarios congelados en el exterior.

Maduro afirmó, en medio del balance general de cada semana para la lucha contra la emergencia sanitaria, que tiene en su poder barcos petroleros. Así mismo, enfatizó en que tiene varios clientes que harían la compra del producto, y garantizó gran parte de estas producciones para obtener las dosis que se necesitan incluso, con más urgencia, debido a una nueva variante del virus en el país. El mandatario también indicó, posteriormente, que está trabajando de manera persistente para desbloquear los recursos del extranjero.

Adicional a esto, Maduro informó que a través que este nuevo plan de acción, el país accedería a aproximadamente 2,4 millones de dosis, que equivalen al 20% de los requerimientos; aunque la OPS dio a conocer que ya están destinados unos lotes de la vacuna producida por AstraZeneca, mas el Gobierno venezolano no ha dado la autorización por miedo a los posibles efectos secundarios.

Cabe destacar que la producción de petróleo en Venezuela ha disminuido considerablemente, y ha tenido notorias bajas en la industria junto con sus operaciones de bombeo, dado que a principios de la década (2.000) el país producía cerca de tres millones de barriles por día. Sin embargo, ha venido recuperando sus labores, ya que según un informe de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), en febrero, Venezuela produjo un poco más de 500.000 barriles, lo que significa un gran aumento.

Así mismo, Maduro destacó que estas bajas se habrían dado por las sanciones de Estados Unidos contra la industria petrolera venezolana, aunque varios profesionales y opositores indican que esta disminución se debe a la corrupción y malos manejos.