El día de ayer, 28 de abril, el presidente Joe Biden, frente al congreso de EE. UU., habló sobre uno de los planes más grandes y ambiciosos del gobierno.

Este plan que abarca a las familias estadounidenses, entre otros temas, duraría 10 años y tendría un costo estimado de 1.8 billones de dólares.

Por otra parte, recalcado que ya casi eran 100 días desde el inicio de su mandato, Biden expresó su gratitud y felicidad por haber cumplido la meta de las vacunas que, en días anteriores, había propuesto aplicar a los cuidados estadounidenses.

Además, dijo a los americanos: «Todos lo que tienen más de 16 años, todos ahora son elegibles para recibir la vacuna. En este momento vacúnense, le digo a los estadounidenses«, insistiendo que en el país hay vacunas para la mayor parte de los ciudadanos.

Por último, el mandatario se refirió a muchos otros planes que tiene el gobierno para los estadounidenses que no tienen un trabajo estable, y resaltó las ayudas que se les dan a las familias menos afortunadas del territorio. Finalmente, haciendo un llamado a justicia y a la democracia, el presidente pidió a la ciudadanía que el trabajo sea realizado en equipo, por un bien común.