Foto: RT

Armada rusa realizó pruebas con el misil antibuque Vulkan

El buque insignia de la Flota del Mar Negro de Rusia, el crucero de misiles Moskva, ha disparado por primera vez el misil antibuque Vulkan. Esta es un arma desarrollada para destruir navíos de gran tamaño.

El misil antibuque cuenta con 11,7 metros de largo y 88 centímetros de diámetro, y puede alcanzar una velocidad superior a Mach 2 y un rango de hasta 700 kilómetros. Puede ser dotado asimismo de una ojiva nuclear, que le proporcionaría una capacidad destructiva de 350 kilotones.

Un comunicado del servicio de prensa de la Armada rusa destaca que el disparo de esta clase de proyectil, desde la lanzadora Bazalt, la principal del buque, se llevó a cabo «por primera vez en la historia moderna». El objetivo fue un «escudo marítimo», que imitaba a un navío enemigo y se encontraba a una distancia de 30 kilómetros.

Este misil es una auténtica modernización para la Armada Rusa, debido a que la gran mayoría de sus buques fueron fabricados antes de la finalización de la etapa soviética; por lo cual, el disponer de un misil hipersónico será un punto positivo para aumentar su poder ofensivo contra posibles enemigos.

Para poder realizar el simulacro con mayor seguridad, se mantuvo la zona cerrada para la navegación, con un cordón que requirió la participación de 20 buques de combate y barcos de apoyo. Según las autoridades y fuentes rusas, la armada habría realizado cinco pruebas anteriores con este tipo de arma, las cuales probablemente se llevaron a cabo para probar aspectos como el motor y el cuerpo del misil.