Foto: DW

Biden cumple promesa de campaña deteniendo la construcción de muro fronterizo

El 20 de enero, el primer día en el cargo, el presidente Joe Biden ordenó congelar los proyectos del muro y revisar la legalidad de sus métodos de financiación y contratación.

El gobierno de Trump construyó más de 724 kilómetros de vallas a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México. Una cifra que incluye cientos de kilómetros de vallas de reemplazo y 83 kilómetros de construcción donde antes no había barreras.

«El Departamento de Defensa está procediendo a cancelar todos los proyectos de construcción de barreras fronterizas pagados con fondos originalmente destinados a otras misiones y funciones militares, como escuelas para hijos de militares, proyectos de construcción militar en el extranjero, en países aliados, y la cuenta de equipo de la Guardia Nacional y la Reserva», aseveró el portavoz del Pentágono, Jamal Brown, en un comunicado.

En la campaña electoral, el presidente Biden prometió no levantar ni un centímetro más del muro fronterizo. Y rápidamente detuvo la construcción, una vez llegó a la presidencia.

La construcción se detuvo, y puede apreciarse la ladera de la montaña llena de marcas, un muro a medio construir y grandes cantidades de acero, aparentemente abandonado. En este momento los restos de las antiguas barreras de acero bloquean el acceso al nuevo muro.

El muro cubre actualmente 1.136 kilómetros de los 3.144 kilómetros que tiene la frontera entre EE.UU. y México.