Foto: www.semana.com

Pese al 96% de ocupación UCI en Bogotá, establecen medidas más flexibles

En medio de un panorama nada agradable que se ve reflejado en la alta ocupación de camas UCI en Bogotá, las medidas son más flexibles.

Luego de compartir información, a través de un comité, se pusieron sobre la mesa varios componentes: los niveles de COVID, el grado de transmisión, la ocupación UCI y el tema de las protestas y bloqueos que se han dado durante las dos últimas semanas.

Alejandro Gómez, secretario de Salud, afirma que este revuelto de situaciones de salud y orden público generaron consecuencias bastante peligrosas para el bienestar de toda la población bogotana, ya que la ciudad hoy cuenta con 2.634 camas de Cuidados Intensivos (UCI), el año pasado tan solo había 935.

Según la Secretaría Distrital de Salud, actualmente Bogotá tiene 49.079 casos activos de COVID-19, y en el balance de vacunación se registra que el día martes 11 de mayo se aplicaron un total de 1.283.686 dosis anticovid.

Estas dosis son aplicadas a adultos mayores de 70 años en cualquier centro de vacunación sin cita previa, y a adultos mayores de 60 a 69 años de edad se les ha asignado su respectiva cita por medio de la EPS.

Una de las decisiones que más a causado revuelo y polémica es el retorno de los niños a las clases presenciales; pues, según Gómez, no es justo que los niños y niñas sigan pagando un aislamiento social de esta manera. A su vez, el secretario hizo una invitación a la Secretaría Distrital de Educación (SED) y a la Secretaría Distrital de Salud (SDS) a que vuelvan los colegios y jardines, en la medida que decidan colegios y padres de familia.

Con base a la disminución de pacientes NO COVID en las UCI por los toques de queda a partir de las 8:00 pm, la alcaldía tomó la decisión de que el toque de queda inicie a las 10:00 de la noche y termine a las 4:00 de la mañana, para que de esta manera establecimientos de comida y comercio en general ofrezcan su servicio al público hasta las 10:00 de la noche.