Foto: Magazine Latino

Pese al porte de su carné, periodistas son agredidos por uniformados, en Bogotá

Durante los fuertes enfrentamientos entre el ESMAD y manifestantes, periodistas denuncian el abuso de los uniformados contra ellos.

La noche del pasado miércoles 2 de junio, durante las manifestaciones dadas en la localidad de Suba y la localidad de Usme, dos fotorreporteros fueron agredidos por los uniformados que cubrían la zona en el día 36 del Paro Nacional.

Al caer la noche, en la localidad de Suba se presentaron enfrentamientos entre manifestantes y agentes del ESMAD, allí se encontraba un fotorreportero del diario El Espectador, quien cubría lo sucedido en ese momento. A pesar de su identificación como periodista de este medio, fue agredido por miembros de la Fuera Pública.

Según el periodista, estaba cubriendo lo ocurrido desde que llegó a la zona, a partir de las 8 de la noche. En ese momento, el ambiente se tornó tenso y un poco violento, a lo que el periodista se dedicó a capturar imágenes. De este modo, obtuvo secuencias de distintas intervenciones de agentes atacando a golpes a los capturados, por lo que, en distintas ocasiones, intentó fotografiar lo que pasaba en ese lugar.

Al pasar la noche, un agente se le acercó y lo miró de manera desafiante. Él fotorreportero, se identificó como prensa, mostró su carné como fotógrafo de este medio, de inmediato, el uniformado lo obligó de manera verbal a arrojarse al suelo, allí fue agredido, “en ese momento empiezan a rodearme, aproximadamente siete u ocho agentes. Yo sentí que me cogieron de la espalda, como de la chaqueta, y mientras tanto otro me pone el pie entre las piernas para hacerme tipo zancadilla…” añade el fotorreportero.

Agrega, que no está seguro si lo golpearon con patadas o con bolillo, pues, todo pasó muy rápido, “Yo me levanto rápido y empiezo a dar pasos hacia atrás y les repito que soy de prensa. Ahí me dicen ‘prensa de qué’ en sentido como ‘usted no es nadie’” expresó el agredido, añadiendo  que al ponerse de pie, los uniformados continúan insultándolo, uno de estos golpea su cámara con el bolillo y otro le dice ‘¿si ve? ¿para qué se cae solo?’.

Finalmente, logró alejarse del lugar, no sin antes tomar fotografías, donde claramente se ve el numero de identificación de los agentes que lo agredieron. Miembros de la Primera Línea que estaban en la zona, le preguntaron por su estado de salud, sin poderle brindar ningún tipo de ayuda, pues, de nuevo empezaron los enfrentamientos.

Así mismo, a unas cuadras de la Av. Boyacá, en el barrio Marichuela, localidad de Usme, un joven reportero identificado como Nicolás Sánchez, fue apuñalado presuntamente por un agente de la policía, mientras documentaba la manifestación.

Tras la acusación del reportero, la institución indicó que se trataba de una falsa denuncia.

Nicolás Sánchez, comenzó a salir a fotografiar lo que ocurre en las manifestaciones, alistó su cámara, un carné de presta, un casco y una máscara anti gas, para registrar lo ocurrido al sur de la capital colombiana.