Foto: El Comercio

Grace, primera robot que atiende a pacientes con COVID-19

Grace surge de la idea de ayudar a las personas en tiempos de pandemia. La robot humanoide atiende a los pacientes de COVID-19, los alienta a sobrellevar la enfermedad y colabora a los profesionales de la salud y atención médica en su día a día.

“Puedo visitar a la gente y alegrarles el día con estimulación social, pero también puedo hacer terapia de conversación, tomar biolecturas y ayudar a los proveedores de atención médica”, explicó la robot enfermera, quien se encontraba junto a su “hermana” Sophia, en Hong Kong.

Sophia fue la primera robot humanoide creada también por David Hanson y su equipo de Hanson Robotics. Su primera aparición fue en marzo del año 2016 y, después de un tiempo, exactamente año y medio, fue el primer robot en obtener ciudadanía saudí.

“Quiero agradecer al reino de Arabia Saudita. Estoy muy orgullosa por esta distinción. Es histórico, ser el primer robot en ser reconocido con una ciudadanía”, dijo Sophia en su encuentro público.

Grace viste de uniforme azul claro, tiene rasgos asiáticos, su piel es clara y lleva el pelo hasta la mitad de su cuello; también posee una cámara térmica en su pecho, lo cual le permite tomar la temperatura y medir la capacidad de respuesta de los pacientes.

Así mismo, simula la acción de 48 músculos faciales: su creador quiso otorgarle un aspecto físico bastante parecido al de un humano. De acuerdo con información obtenida del diario digital Infobae, el científico David Hanson afirma que “Una apariencia humana facilita la confianza y el compromiso natural porque estamos programados para interacciones humanas cara a cara”.

Grace habla inglés, mandarín y cantonés, y ha sido diseñada fundamentalmente para interactuar con ancianos y personas que están padeciendo de COVID-19 en un hospital; quiere ser percibida como una robot que está al tanto de la seguridad y bienestar social de la población. “El parecido de Grace con un profesional de la salud y su capacidad de interacción social tiene como objetivo aliviar la carga del personal de primera línea del hospital abrumado durante la pandemia”, asegura el doctor Hanson.

David Lake, director ejecutivo de la empresa conjunta entre Hanson Robotics y Singularity Studio, aseguró que existen planes para comprar a Grace e implementarla por completo el próximo año en Hong Kong, China, Japón y Corea.